jueves, 4 de noviembre de 2010

PALABRAS

Hay quienes creen que nuestra existencia empieza cuando somos concebidos..
Hay quienes piensan que nuestra existencia comienza cuando somos paridos..
Y hay quienes consideran que nuestra existencia sólo es posible cuando alguien nos asigna y reconoce por una palabra, un nombre.. (da igual cual sea éste, el que aparece en el DNI, el de madre o padre, el de hij@, el de herman@, el de amad@, el de amig@ o el de enemig@..)
Desde hace mucho tiempo, creo haber optado por estar cerca de estos últimos..

No creo que haya sido sólo por la evidencia de que “nombrar” (asignar un nombre-palabra) a un individuo, como forma de incorporarlo e integrarlo a una realidad o a un grupo social, sea una costumbre ancestral que se remonta al principio de los tiempos.. Ni tampoco creo que sea sólo por la evidencia de que la inmensa mayoría de creencias hayan hecho suya esta costumbre ancestral, y la hayan convertido en ceremonia de iniciación y reconocimiento de sus miembros como portadores y deudores de una gracia divina (algunas van mucho más allá, y sitúan la Palabra/el Verbo, como origen de toda existencia y anterior a toda ella).. Ni tan siquiera creo que sea sólo porque importantes formas y corrientes del pensamiento humano consideren la Palabra condición esencial (y hasta imprescindible) de la existencia de cualquier ser (incluso la de los seres inanimados).. Ni por las múltiples evidencias de que cualquier nueva tecnología que surge, acaba doblegándose y doblegada ante la Palabra, para poder crecer y hasta subsistir..

Aún con todo ello, creo que mi decisión es, sobre todo, un sencillo acto de fe..
Siempre creí en la Palabra.. mucho más de lo que la Palabra creyó en mí..
Siempre confié en la Palabra.. bastante más de lo que ella confió en mí..
Siempre aposté por la Palabra.. aún a sabiendas de que ella, no apostaba tanto por mí..
Siempre arriesgué por la Palabra.. a pesar de que ella arriesgara bastante menos por mí..
Siempre amé la Palabra.. aunque, con frecuencia, no fuera igualmente correspondido por ella..

  

Y lo digo como amante, también, de la forma, de la imagen, del diseño, del dibujo, la pintura, la música.. porque creo que todas ellas son, o deberían ser, expresiones y lenguajes deudores de la Palabra..

Y es que la Palabra no sólo estructura el pensamiento… sino que también lo descubre y lo delata..
La Palabra no sólo expresa el sentimiento.. lo posibilita.. y hasta lo crea..
La Palabra… sobre todo la Palabra.. puede hacernos sentir más libres..
(y a veces, hasta consigue hacernos hace más libres)

Quizás por ello, hay tantos que renuncian a la Palabra y reniegan de ella.. tantas excusas para no usarla, racionarla y limitarla.. tantos que se afanan en desvirtuarla y desprestigiarla.. tantos intereses en reprimirla y acallarla.. tantos que se empeñan en utilizarla y manipularla, para imponerla y destruirla..

Y quizás, también, por ello, hay tantos que la anhelan y la reclaman.. tantos que apuestan y se arriesgan por ella.. para cuidarla y conservarla.. para soñarla.. y sobre todo, para compartirla..

Por todo ello.. y también, a pesar de todo ello.. seguiré amando la Palabra..
( incluso, y si es preciso, antes y por encima de los hechos )



15 comentarios:

centauro purpura :

La palabra es el instrumento, la herramienta que nos permite comunicarnos. La palabra puede traducir impresiones, sentimientos, pensamientos, aversiones, adhesiones, etc, etc, sobre absolutamente todo lo que nos rodea. Puede ser una caricia o utilizarse como un arma puntiaguda y filosa, dulce o ácida, cariñosa o rechazante,clara o sospechosa,alegre o triste, etc. Cuando doy mi palabra siento absoluta responsabilidad de cumplirla. Prefiero los hechos a las palabras. Hasta no hace mucho cualquier trato financiero, de ayuda, de honor, etc, se sellaba a través de la palabra y un fuerte apretón de manos, pero debemos reconocer que las cosas han cambiado...La palabra es sonido, el sonido es vibración, y la vibración es energía, y no estaría mal que recordemos y tengamos en cuenta esto. Y para terminar, dejame decirte javito, que los nombres de las personas resumen una vibración particular,y tienen un significado oculto, esotérico, desde hace mileños, pero como se ha perdido mucha información al respecto y la bruja soy yo, deberás creer en mi palabra en este caso.
Besuqueo y abracete padrinete.

Neogeminis :

Somos en la medida que nos reconocemos en los otros, dicen y en el nombrarnos está la forma primordial de afianzarnos en nuestra identidad.
Suprimir la palabra, la posibilidad de expresarnos, es atacar directamente el concepto de libertad, o sea, cortarle las alas a la vida.
Me quedo pensando, Javier, en todo el valor que puede encontrarse en esta característica que nos hace humanos.


abrazos!

G a b y* :

Díjo Gabriel García Márquez: "Si no existía un nombre, no podrían existir las cosas"... Claro, las cosas seguirían siendo y estando, pero sin palabras que las definan, seguirían siendo cosas. Las personas, somos, dentro del "todo", una conjunción de palabras, que nos nombran, que nos describen, verbos que nos hacen y con los que nos hacemos, adjetivos que identifican caracteres y un necesario hilo de conexión hacia los demás.
No podría imaginarme un mundo mudo, sin expresión ni modos de conocernos ni reconocernos.
Me uno entonces Javier, a tu amor por la Palabra!
Besos al vuelo!
Gaby*

Adivina adivinanza.... :

"En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas" (Jn. 1:1-3)

Anny :

Yo tambien amo la palabra, esa que une, que expresa, que denuncia, que pide, que aclama, que enamora, que enseña, más no por la abusiva, la que discrimina, la que impone, la que destruye..
Amo la palabra que proclama libertad, igualdad, bienestar, cercanía..
En fin, siendo la perica que soy no conico una vida si palabras, oraciones y hechos que las apoyen.
Un beso
Anny

Anny :

conico, jaja, quise decir concibo

Carlos Bonilla :

Creo que la Palabra es el todo, es el arma mas poderosa. Puede terminar una guerra como tambien puede empezarla.

Buena entrada amigo, como de costumbre.

Mi IQ intelectuar aumenta 4% cada vez que te leo, jajajaja!!!

Javier D :

La Biblia, como compendio y catalizador de creencias, tradiciones y costumbres, anteriores y ancestrales, ofrece interesantes ejemplos de la relevancia de la Palabra.. En su primer libro, el Génesis, narra como Adán (el hombre), “asigna un nombre” (palabra), a cada criatura, como parte imprescindible de su existencia (creación).. No es que yo sea creyente, y menos aún “creacionista”.. pero, con frecuencia, las creencias han sido, y son, formas de expresar “realidades” que, de otra manera, nos resultan menos comprensibles y más difíciles de asumir..

Alci, casi me da miedito, pero ya que te ofreces, a ver si algún día me dices qué tipo de energía transmite mi nombre.. !que conste que no lo elegí yo!, ¿eh?.. ejej

Mónica, sin duda que esa relación dialéctica entre la palabra y todo lo demás, constituye una “realidad” básica, indivisible y fundamental de nuestra existencia.. la reivindicación de la palabra y de las palabras, ha estado, casi siempre, unida a los movimientos de cambio y transformación de dicha realidad (a veces por delante y promoviéndolos).. y no creo que haya sido por cuestiones más o menos formales o estéticas..

Gaby, los escritores son (o sois), un claro ejemplo de esta opción por la Palabra.. y nada mejor que ese ejemplo que has puesto, G.Márquez, escritor y uno de los mejores exponentes del llamado “realismo mágico”, toda una creación y recreación de nuestra “realidad”..
Anny, creo que hay muchas formas de expresar las palabras.. incluso desde la mudez.. así que no tenés que preocuparos.. !seguirás siendo perica, per secula seculorum!, che.. ejejejj.. es más, desde el punto de vista expuesto en esta entrada (o sea desde el mío).. y como excepcional amante (y metiche) de la palabra.. sos una creadora.. yo, incluso, me atrevería a decir que divina, che.. ejejejj

..umm, Carlos, no sé si eso de que te aumente el IQ, es bueno a malo, che.. ejej.. por si acaso, a partir de la próxima, empezaré a cobrarte una pequeña paguita.. ejejejj.. (no haberlo dicho, che)

PD: Adivina, adivinaza.. tu letra me suena un montón.. ejej.. aunque reconozco que aún tengo alguna que otra duda.. ¿sos, por casualidad, mi médica de cabecera?.. bué, ya si eso, me lo confirmas, che.. ejej

Besotes

Javier D :
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anny :

HOoola mi Javvy querido, pues como ya me conoces, vengo a acompañarte, (que conste que sólo para que se te quite el miedo)a donde Alci y de paso que me diga ami tambien qué energía produce mi nombre, jajaja.

Javier D :

PD: eso ya te lo digo yo, Anny.. Tu nombre ANA transmite una energía radiante, brillante, esplendorosa, mágica, inigualable e insuperable.. !lástima que te lo hayas cambiado por el de Anny!, che.. se queda prácticamente en nada.. ejejjejejejj...
(Bué, pero que conste que todos estamos dispuestos a llamarte Ana, en cuanto tú nos dejes, ¿eh?.. ejejejejj)

Anónimo :

Pssst... Soy yo... Anónima :)
¿Tú sabes que al Sol le llamaron así porque le veían ahí arriba solito?
De hecho Mari Sol es diminutivo de Mª Soledad... Qué cosas...
Bueno a ver si no nos liamos... Yo amo la palabra, pero no todas las palabras, ni todos los textos y tampoco confío en ella tanto como en el lenguaje no verbal... Es sorprendente la de veces que no se corresponden... En serio
¿Has oído eso de una señora que tenía muchos hijos y todos se llamaban Paco? Le preguntaron ¿Y como sabe a cúal llama? Y ella contestó: Por el apellido :D
http://oi51.tinypic.com/1111hsj.jpg
Ven aquí >---O---< ¡Muah! ¡Muah! ¡Muah!

═:¦:-♥♥-:¦: ══ Ciberbruja ══:¦:-♥♥-:¦:═ :

Las palabras varían de significado dependiendo del contexto y de quien las interpreta. Noticias en boca de una persona u otra, en manos de un medio u otro pueden llegar a entenderse de modo totalmente contradictorio ya sea en política, en la vida cotidiana...
Existen tantos tipos de palabras...
perdidas,enfatizadas,soñadas,mudas,hirientes, dulces...
inagotables pero siempre indispensables para que los demas puedan, al menos, intuir lo que somos y que existimos.
═:¦:-♥♥-:¦: ══ BESOS para que no te falten ══:¦:-♥♥-:¦:═

Javier D :

Hola Anónima Linda y Bdrujita,
es cierto, la palabra no tiene por qué conllevar, siempre, un determinado adjetivo añadido, ni un determinado juicio o valor moral, ni un determinado hecho.. en realidad, y como señalais, la palabra puede conllevarlos todos y cualquiera..
Personalmente, creo que es en esa condición, donde reside la relevancia de aquellas realidades que nos son (o deberían ser) importantes.. en su capacidad para permitirnos decidir o eligir lo que hacemos con ellas..
En esas elecciones creo que podría consistir la pequeña o gran libertad a la que podemos aspirar..

Besotes

Cris :

Hola Javier!
...Vengo retrasada, pero llegué! Como siempre, tus entradas me dejan reflexionando. Me recordaste, un tiempo de mi vida.Donde como tú comenzé a amar la Pabrabra. Hasta el presente. En algunos momentos, soñandola, la he trascendido tanto, que luego no tuve palabras, para explicar lo que Ella me mocionaba. Pero ahi estaba, única en su expresión. Sencilla, práctica, existiendo como denominador. Así la amé y así la amo.
Como siempre un placer leerte.
Un abrazo.
Cristina.