viernes, 19 de agosto de 2011

SUPERBES y los ESTADOS de ÁNIMO. (Capítulo 12)

Según las enciclopedias humanoides, los estados de ánimo son estados emocionales, poco intensos y específicos, que perduran en los individuos durante un tiempo indefinido y variable.
 
La diferencia fundamental entre las emociones y los estados de ánimo, es que éstos no son una consecuencia de otros factores (externos o internos), sino que, al contrario, son una “causa”… O más claramente dicho, los humanoides utilizan dichos estados de ánimo para justificar el resto de sus posibles actitudes o comportamientos…
 
En efecto, dado que los estados de ánimo no tienen una causa determinada o específica, los humanoides pueden manejarlos muy a su “voluntad”… pueden mantenerlos durante largos períodos de tiempo… o pueden modificarlos cuando lo consideran oportuno y necesario, acomodándolos a sus intereses (individuales o de grupo)…
 
Los estados de ánimo, en los humanoides, son, por tanto, totalmente impredecibles y cambiantes, tanto en tiempo como en forma…
En cambio, los superhéroes, por su exigente, ardua y comprometida tarea, no pueden permitirse tantos lujos… Entre los superhéroes, el número de posibles estados de ánimo diferentes, es muy reducido… y el número de cambios producidos en dichos estados, muy difícil de detectar y registrar…
 
No es extraño que el Departamento de psicología de la Universidad de Sinsinnati lleve más de diez años realizando un exhaustivo, profundo y discreto seguimiento de un superhéroe como SúperBES.
El jefe de dicho Departamento, el doctor Tepongo Kurao, nos resume sus escasas pero relevantes conclusiones: “Durante estos diez años, la gráfica de los estados de ánimo de SúperBES es, prácticamente, una línea horizontal sin variaciones, en la que apenas hemos podido detectar una docena de cambios bruscos y poco perdurables en el tiempo… Aún así, gracias a nuestro tesón, trabajo, sofisticadas técnicas de observación y mucha suerte, podemos asegurar que SúperBES también puede pasar por diferentes estados de ánimo… más concretamente, son cuatro -añade el doctor Tepongo-... Eso sí, confirmamos que dichos estados se manifiestan de forma muy diferente que en nuestra especie humanoide”…

Foto 46: En esta primera, excepcional e inédita imagen, podemos observar a SúperBES en estado de megacabreo… A diferencia de los humanoides, nuestro superhéroe sólo puede adquirir dicho estado cuando existe una motivación o causa externa más que justificable y justificada… (como por ejemplo, ante muchas brutales consecuencias de la estupidez de la especie humanoide a la que intenta proteger, incluso y sobre todo, de sí misma)…

Foto 47: En esta segunda, espectacular e inédita imagen, podemos contemplar a SúperBES en estado de suprema relajación… Aunque son muy pocas las muestras obtenidas, podemos constatar que cuando se relaja, SúperBES trasciende… y al trascender, se hace UNO con el universo… Bueno, más que UNO, se sospecha que se hace MUCHOS, debido a su reducida estatura… motivo por el cual, aún está por determinarse el número exacto de SúperBES, en estado relajado y trascendente, necesarios para ocupar el espacio infinito y atemporal (los más ilustres matemáticos, están en ello)...

Foto 48: En esta tercera, asombrosa e inédita imagen, podemos admirar a SúperBES en estado súper exultante y súper exaltado… En dicho estado, nuestro superhéroe hace realidad (superándola con creces) aquella célebre e ilusoria aspiración de Arquímedes: “Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”… En efecto, como podemos observar, SúperBES, directamente, es capaz de utilizar el mundo como punto de apoyo, para poder columpiarse en él (logro que, por cierto, resulta mucho más interesante y divertido)...

Foto 49: Los superhéroes como SúperBES no pueden permitirse aquellos estados que los humanoides califican como “depresivos o depres” (y que poco o nada tienen que ver con las auténticas depresiones)… No obstante, como podemos intuir en esta cuarta, última, insólita e inédita imagen, sí que tienen sus bajones, comprensibles y lógicos… Se sospecha que en esas ocasiones (muy excepcionales y esporádicas), SúperBES prefiere buscar el retiro y cierto aislamiento que puede encontrar en cualquier rinconcillo perdido del planetoide tierra…
 
“A veces, es saludable y necesario alejarse, un poco, del frenético y mundanal ruido humanoide”, medio susurra y canturrea SúperBES…
 
Nota: mi agradecimiento al doctor Tepongo Kurao, y a todo su Departamento de psicología de la Universidad de Sinsinnati, por sus valiosas aportaciones realizadas en esta entrega.
 
(Continuará)

Importante: se advierte que las escenas y hechos relatados han sido protagonizados por todo un superhéroe… No intenten reproducirlos en casa, por su cuenta, solos ni acompañados… ¡podrían ser altamente riesgosas para su salud física o mental!... (por el mismo motivo, dichas imágenes no deben utilizarse ni reproducirse, sin el conocimiento ni la autorización de su protagonista).

3 comentarios:

Cuentame un cuento :

Estamos a merced de las inclemencias de los vientos que soplan y de las estructuras y vivencias que nos absorben y nos dejan para la nada,¡y los superbes no iban a ser menos¡, es que ya es imposible no cambiar ele stado de animo y permanecer impasible¡, besos Javier superb¡

Neogeminis :

jajjajaa....es cierto, la condición de superhéroe no solo implica la portación de superpoderes y otros beneficios implícitos (como fama, respeto, y ejemplaridad ante los infantes, por ejemplo). Conlleva también la pesada carga de la responsabilidad excluyente de colocar a los demás (los protegidos) por delante de la propia supervivencia y vulnerabilidad, por lo que les está vedado la mera posibilidad de quedarse en casa los días en se declare oficialmente deprimido o "bajoneado" (como se dice en estos lares)!. No caben para los superheroes las acomodaticias justificaciones a las que los humanoides solemos recurrir para suavizar nuestros exabruptos e irresponsabilidades("anda nervioso porque se peleó con la señora" "estaba distraído porque tiene muchos problemas en el laburo" "ando desganado porque me fue mal en la facu" etc etc!
Con todo y considerando el aspecto que logra superBs en sus contados momentos de super-ira, te digo que es bueno tenerlo de nuestra parte cuando se enoja de esa manera!...seguro que los enemigos sedan por vencidos aún antes de empezar a pelear! jejejeje


un abrazo grande!...y otro de parte de Lady, quien agradece muchísimo tus constantes visitas.

Javier D :

Hola Leo y Mónica,

en efecto, los superhéroes, por muy superhéroes que sean, no son de madera.. Unos, por su propia naturaleza humanoide… Otros, como SBES, por adopción, contagio o asimilación solidaria.. Sea como fuere, tienen su corazoncito y están expuestos a estos cambios de ánimo.. Si acaso, creo que en ellos (a diferencia de nosotros), son más una consecuencia justificada y esporádica que un motivo constante de justificación, personal o colectiva…

Besotes
PD: y sip, Mónica.. mejor tener a SBES de nuestro lado.. ejej.. !hasta el pato, su escudero fiel, parece que se acojonó un pocooo!.. :))