viernes, 26 de agosto de 2011

SUPERBES y los DIOSES. (Capítulo 13)

Es conveniente decirlo claro (y alto) desde el principio: entre dioses y superhéroes (o viceversa), nunca ha habido, en general, unas relaciones excesivamente fluidas, cordiales o de “buen rollete”…

Esta podría ser la única conclusión en la que coinciden los muchísimos estudios, tratados y congresos realizados, a lo largo de la historia, por las más prestigiosas instituciones y personalidades del complejo ámbito del conocimiento filosófico, metafísico y teológico…

En lo que ya no se ponen de acuerdo todos esos estudios, es en señalar las causas o motivos de esa falta de sintonía entre los unos y los otros… En este sentido, y como suele ser habitual, cada cual barre para su casa (y si es posible, echando la basura en la del vecino)…
Como consecuencia, unos prefieren apuntar, como dichas causas, el intrusismo profesional, la competencia desleal, la falta de titulación adecuada, la poca preparación o hasta la evasión de impuestos… Mientras que otros prefieren señalar, como motivos, la arrogancia y la prepotencia, el abuso de poder, el ensimismamiento o hasta el abandono y la desgana…

Sin pretender tomar partido por unos o por otros (ni por sus respectivos defensores o detractores), y manteniéndonos en nuestro afianzado espíritu cronista/periodista de nuestro superhéroe, durante los dos próximos capítulos nos limitaremos a exponer documentación acreditada sobre la experiencia particular de SúperBES, en relación a tan delicado y espinoso asunto…

…Y que cada cual, por supuesto, saque las conclusiones que estime más oportunas...

Foto 50. Los desencuentros de la especie “BES” con los dioses, vienen de muy lejos… Más concretamente, desde aquellos lejanos y cuasi olvidados momentos en los que, desafortunadamente, parece ser que empezó TODO… ¡y qué manera de empezar!, che… de todo menos sencillito y apacible… No era difícil de prever o intuir que, con aquellos comienzos, luego pasara cuanto tenía que pasar…
Y como queda nítidamente reflejado en esta increíble imagen, allá estaba uno de los primeros y ya lejanos antepasados de SúperBES, poniendo, amable y sutilmente, los puntos sobre las íes…

Nota: esta imagen fue captada por el telescopio orbital Hubble, mientras apuntaba, directamente, al mismito centro y origen del universo atemporal y en expansión.

Foto 51. Desviando unos pocos grados la orientación del telescopio Hubble, podemos dar un pequeño pero gran salto en el tiempo… Hasta trasladarnos, más o menos, a la Grecia clásica… Aquel sí que fue un largo período conflictivo y tenso, entre dioses y superhéroes… Se sospecha que gran parte de la culpa de tan exacerbado conflicto la tuvo un tal Prometeo que, en su afán protector de humanoides, entró a saco en la ciudad sagrada del Olimpo, para arrebatarles a los dioses el “fuego sagrado” y ponerlo al servicio de sus protegidos…
En la imagen podemos contemplar a un ya cercano antepasado de SúperBES (más o menos coetáneo de Prometeo), en plan solidario y reivindicativo… y tratando de poner en forma a los muy acomodados dioses…
“Es que cabrea un poco verlos ahí, a todos, tan poderosos… ¡y como petrificados!... sin dar un palo al agua y echando panzita” –dicen que dijo aquel antepasado de SúperBES, unos días antes de acabar, más o menos, como el desafortunado de su coetáneo Prometeo…

Foto 52. Girando, unos pocos grados más, la orientación del telescopio Hubble, nos trasladamos a la época más o menos contemporánea… En esta aclaratoria imagen podemos observar la profunda y compleja naturaleza de este desencuentro histórico entre dioses y superhéroes…
“Es que contrariar a los dioses, en sus expectativas o en sus designios, nunca les hace mucha gracia que digamos –explica SúperBES- Y a los superhéroes, por nuestro trabajo, no nos queda más remedio que hacerlo cada dos por tres”…

Sin dejar de reconocer esta general falta de sintonía entre los unos y los otros, es conveniente aclarar que, dado el larguísimo período temporal en que transcurre dicho conflicto, evidente y afortunadamente, no siempre y en todo momento se vive un clima de tensión aguda entre ambos colectivos…

...Pero esa es otra historia que dejaremos para el capítulo siguiente…

(Continuará)

Importante: se advierte que las escenas y hechos relatados han sido protagonizados por todo un superhéroe… No intenten reproducirlos en casa, por su cuenta, solos ni acompañados… ¡podrían ser altamente riesgosas para su salud física o mental!... (por el mismo motivo, dichas imágenes no deben utilizarse ni reproducirse, sin el conocimiento ni la autorización de su protagonista).

3 comentarios:

Neogeminis :

Para mí que es cosa de envidia y de celos...es que en cuestiones de defectos, veleidades y flaquezas los susodichos dioses griegos eran "mandados a hacer"...y SUPERBES no se anda con "chiquitas", por lo que veo! jejejejee

Un abrazo.

Cuentame un cuento :

Los superbes mse quieren parecer al creador y sus motivos tendrán,que seguroq ue cuando este mundo termine serán ellos los nuevos heroes y creadores,ajajja
Abrazo

Javier D :

Hola Mónica y Leo,

Bué, yo, a los superhéroes en general, y a SBES en particular, los veo más como fontaneros especializados que ejercen tareas de mantenimiento (o al menos, lo intentan)… Se empeñan en ir arreglando las continuas y lógicas averías que van surgiendo en este joven, viejo y algo megalómano proyecto de la vida y la existencia… Puede que, a veces, su empeño resulte algo chapucero, e incluso que a alguno de ellos se le haya ido un poco la cabeza en semejante intento.. Pero no creo que sea el caso de SBES, ejej.. creo que es bastante consciente de sus propias limitaciones..
Algo que, por otro lado me parece fundamental, también, en los superhéroes.. :)

Besotes