lunes, 7 de marzo de 2011

BARRERAS

Quizás no sea necesario acudir a ninguna enciclopedia para buscar el significado de “barrera”…
Quizás porque todos tenemos una idea intuitiva y bastante aproximada de su significado…
Quizás porque todos conocemos y vivimos entre alguna de ellas… o entre muchas…

Son esos elementos que se utilizan para separar y/o significar realidades distintas… bien porque dichas realidades son, en efecto, diferentes… o bien porque se pretende (o pretendemos) que lo sean…
Existen innumerables tipos de barreras… en función de su propia naturaleza… y en función de la naturaleza de las realidades separan y/o significan… También, según sea el grado de su percepción… o el grado de su efectividad…

Hay barreras impuestas, que nos vienen de fuera,
y hay barreras que construimos y consolidamos desde dentro…

Hay barreras invasivas, agresivas,
y hay barreras defensivas y protectoras…

Hay muchas barreras colectivas y sociales,
y también hay muchas barreras individuales…

Hay barreras físicas, sicológicas, perceptibles, invisibles, permeables, infranqueables, robustas, insignificantes, dolorosas, relajantes, atractivas, repugnantes, silenciosas, vociferantes...

Quizás, un elemento común a todas ellas, que las cualifica y las relaciona, sea su condición de nonatas, “no nacen, se hacen”…
Unas se construyen durante extensos periodos que fluyen y serpentean silenciosamente en el tiempo…
Otras se alzan de forma vertiginosa, llamativa y sorprendente… sin apenas darnos tiempo ni a asumir su presencia…

Pero tanto unas como otras, carecen de condición y naturaleza perpetua y/o eterna…
Y por carecer de ellas, todas las barreras pueden ser, y son, objeto de posibles transformaciones…
Incluso, si se estima oportuno, conveniente o necesario,
igual que se construyen y se transforman,
también, a veces, podrían, pueden, y hasta deben ser derribadas…

(Claro que esto último, con frecuencia, no resulta una tarea fácil... casi siempre conlleva un enfrentamiento con quienes alzaron y construyeron dichas barreras.. y a veces, entre aquellos, podemos llegar a descubrimos a nosotros mismos).

 

6 comentarios:

G a b y* :

Vengo a romper barreras! Por lo menos la de la distancia que nos separa, gracias a este aparatejo cibernético, al menos puede traspasarse y acercarnos un poquito o un mucho (como hablaba con mi hermanita el otro día).
Pues, creo que en la vida vamos probando según circunstancias, barreras de todo tipo. Algunas impuestas por nosotros mismos (como bien dices); otras elevadas con el solo fin de no dejarnos avanzar... La sociedad también se encarga de "embarreranos" el paso, y entonces comienzan luchas hasta burocráticas para poder llegar a nuestra meta (si es que logramos derribarlas).
No me atrevería, eso sí, a decirte que preferiría un mundo totalmente sin barreras, ni siquiera una vida así (puede sonar discriminatorio en algún sentido, pienso), pero a veces estas edificaciones materiales o invisibles, pueden tener su utilidad y nosotros, necesidad de ellas.
Bueno, el besote que acá te dejo va sin barreras! que no se pierda y que nadie le tranque el camino, eh?
Gaby*

Cuentame un cuento :

Muchas veces son barreras que ya existen,pero otras tantas se trata de barreras inexistentes, que nos ponemos a nosotros mismos sin ningún motivo.
Qué las barreras que tengamos o las autoimpuestas no acaben nunca con nuestros deseos de prosperar¡
Un abrazo Javier

(((((((()ËMy£iâ))))))))) :

Las barreras no me gustan. Son murallas, paredes , son el Limite !
Emy.

Javier D :

Hay algunas barreras, como la muerte, cuya condición de “nonatas”, puede ser discutible… Hasta hay quienes no la consideran una barrera, sino un elemento de tránsito.. Bueno, al menos en arquitectura, los “elementos de tránsito y relación” (puertas, ventanas, celosías..), también son considerados “partes del muro”.. Lo que sí puede ser menos discutible, incluso en el caso de la muerte, es la posibilidad de transformarlas.. sólo hay que echar un vistazo al tremendo y generalizado cambio, en apenas unos siglos, de las pirámides poblacionales de medio mundo..
Hola Gaby, a mí también me resulta muy difícil imaginar una mundo, o una vida, sin ningún tipo de barreras.. creo que, en nuestro afán de comprender y aprehender, tendemos a generalizar y simplificar-- No sé, pienso, por ejemplo en “la piel”.. toda una barrera protectora, atractiva y seductora.. fruto de una larguísima evolución que se pierde en el tiempo.. y que casi ni percibimos como barrera, sino como elemento de comunicación y relación.. otra cosa diferente es que la hayamos utilizado, y la sigamos utilizando, a veces, como un elemento de discriminación y opresión..

Hola Emy, a mí, personalmente, también hay muchas barreras que no me gustan, aunque no llegaría a decir que todas.. por ejemplo, al amor, tal y como solemos entenderlo hoy día, y las formas más usuales de vivirlo (pareja, familia..), creo que es una indudable barrera en muchos aspectos.. y su valoración como tal, depende mucho de quien la haga.. a fin de cuentas, como señalas, las barreras son límites, y quizás por ello, en principio, creo que su existencia encaja en la condición de los seres humanos como seres limitados..

Igual, lo importante par mí, no tendría por qué ser la existencia o no de barreras (que probablemente van a existir siempre), sino nuestra actitud ante ellas, o el uso que hacemos de las mismas… y la posibilidad de ir decidiendo cuales mantenemos, cuales transformamos, cuales derribamos.. y hasta qué barreras nunca estaremos dispuestos a levantar.. como señala también, “cuentame”, vivir y avanzar con algunas de ellas, a pesar de algunas de ellas y hasta contra muchas de ellas..

Besotes

Anny :

jajaja, jaja, perdoname entrar de esta forma a casa, ya estaras acostumbrao seguro, porque al final escogiste una amiga meio loca o quiza loca y meia, jajaj.
Resulta que vengo vencieno, al igual que mi Gaby, la barrera de la distancia y tambien del tiempo, jajaja, es justamente eso lo que me da risa, primero te ausentas como loco por no sé cuanto tiempo, luego apareces y empiezas a publicar como si estuvieses en capilla ardiente, habrase visto, tranquilo, que aún hay tiempoooo, jajaja.
Y bueno Javvy, yo realmente creo que las barreras a las que me enfrento son generalmente las impuestas por otros, yo realmente he impuesto muy escasas, quiza la del silencio cuando estoy bravisima o herida, pero es con el fin de no causar heridas con mis palabras, que si bien pueden ser muy sutiles tambien pueden ser muy hirientes.
El idioma, la distancia, el color, la religion, la politica, creo que puedo manejarlos, me encantan los negritos, jajaja, no me importa si eres creyente o no, el idioma no me preocupa porque soy expresiva con gestos, la politica es una real miercoles de la que evito hablar y la distancia no lo es tan grave si te llevo dentro de mi mente y corazon.
Un beso pedacito de gente, te quiero, lindo fin de semana.
Anny

Javier D :

Hola Anny,
perdonada, che.. ejejj.. y cómo no, tambien agradecido, siempre es un placer contar con tu presencia ("virtual", ¿eh, que la otra ya es harina de otro costal.. ejejej)..

Felicidades por tu afición y esfuerzo por no levantar muchas barreras en tu vida.. y por replantearte, al menos, muchas de las barreras que nos imponen desde fuera... creo que no resulta siempre, una tarea fácil..

Besotes
PD1: resulta divertido imaginar que, en tu casa, cualquiera puede entrar.. !y quedarse a vivir sin dar más explicaciones!.. Parecerá aquello el arca de Noé... (Menos mal que tenés al lado un Estuardo, che.. ejejejejjj)
PD2:la cosa es quejarse… tanto si estoy un par de semanas ausente.. como si estoy presente un par de veces, una semana.. !a ver si nos aclaramos!, che… ejejej