miércoles, 28 de diciembre de 2011

SUPERBES y la NAVIDAD. (Capítulo 24)

2ª Parte
Como ya apuntamos al inicio, estas celebraciones navideñas se ubican, desde sus orígenes, en un período de cambio estacional (solsticio)… circunstancia acompañada y remarcada, desde hace muchos siglos (no en todas las culturas por igual), por el relevante hecho temporal que marca el fin de un año y el inicio del siguiente…

En el imperio romano (antes de su cristianización), estas fiestas eran conocidas como las Saturnales… Estaban dedicadas a Saturno (dios de la agricultura), marcaban el final del período de siembras invernales y anunciaban el inicio de un nuevo período de más luz (el sol invicto), que dejaba atrás las noches más largas y oscuras del año…

Esta idea de celebrar (y marcar) el paso o el transcurrir del tiempo, ya sea el nacimiento, el renacimiento o simplemente el cambio (real o virtual), siempre ha estado presente, de una u otra manera, en todas las culturas existentes… Y por tanto y por supuesto, no podía faltar en estas fusionadas y multiritualizadas celebraciones…

Según el antropólogo Akome Abebe, “Los loables propósitos, los nuevos proyectos, la renovación de ilusiones o, simplemente, los buenos deseos, constituyen una parte esencial de la expresión formal del ritual navideño”…

 
“Los más frecuentes y utilizados son aquellos que se desean o proponen a los demás… casi como un arma arrojadiza, especifica Akome Abebe… Quizás se deba a que la cosa se complica algo más, cuando tratamos de aplicárnoslos a nosotros mismos… porque como cada cual se conoce un poco mejor a sí mismo que a los demás, ya sabemos, de antemano, que quizás no sea el momento más oportuno para intentar proeza alguna”…

El intercambio de presentes, las ofrendas, los regalos, constituyen otro elemento básico de este conglomerado de rituales festivos…

Como explica Akome Abebe, “Dichas prácticas son una expresión de los lazos que se van creando en todo grupo o colectivo social… lazos que, a su vez, sirven de cohesión y sustento del mismo… Dichas prácticas son, en definitiva, una manifestación de pertenencia o integración, entre los individuos y los diferentes grupos”…

“En este caso particular y navideño, los grupos e individuos implicados son tantos y tan diversos, que las complicaciones surgidas y derivadas de dicho ritual pueden llegar a ser cuantiosas y de difícil solución… No viene mal, por tanto, contar con todo tipo de ayudas extras que permitan un mejor y más feliz desenlace”, aconseja Akome Abebe…

La profusa acumulación de celebraciones diversas (en tan poco espacio de tiempo), se convierte en todo un reto no apto para todos los espíritus…

“No es que no se vaya a poder salir de ellas, indemnes, vivitos y coleando… Porque salir, se sale (casi siempre), asegura Akome Abebe… Otra cosa bien diferente son los posibles daños colaterales y secuelas que puedan sufrirse y quedar para el resto de nuestra existencia… La lista de dichos daños es tan larga y diversa, que su catalogación, hasta ahora, ha resultado una tarea imposible de llevar a cabo”…

“Por todo ello, y aunque no sea estrictamente necesario, sí que puede resultar conveniente que cada cual establezca sus estrategias por adelantado… Personalmente, como experto estudioso del tema, suelo aplicar aquella estrategia de relajarse y disfrutar… cuanto sea posible, claro”, afirma Akome Abebe…

Hace poco escribía en algún lugar de este amplio y generoso mundo virtual que, para mí, lo más interesante de todo rito es su condición de ser una “caja vacía”… una caja que cada cual (y en cada momento) puede, si lo desea, rellenar con el contenido que estime más oportuno y apropiado… una caja que, incluso (y en cualquier momento), podemos mantenerla a medio llenar o completamente vacía…

En definitiva, se trataría de colocar el rito al servicio de cada individuo y cada grupo… Y no al revés… No sé si esto es siempre útil o posible.. A mí, personalmente, me ha servido y me sigue sirviendo… Y como creo que el antropólogo Akome Abebe, el alienígena SúperBES y su escudero el Pato, no deben andar demasiado en desacuerdo, me voy a unir a ellos (excepcionalmente y sólo en esta ocasión), para despedir esta entrada como es debido y supongo que esperado… de forma discreta, sencilla y sincera  :)


(Continuará)

Importante: se advierte que las escenas y hechos relatados han sido protagonizados por todo un superhéroe… No intenten reproducirlos en casa, por su cuenta, solos ni acompañados… ¡podrían ser altamente riesgosas para su salud física o mental!... (por el mismo motivo, dichas imágenes no deben utilizarse ni reproducirse, sin el conocimiento ni la autorización de su protagonista).

3 comentarios:

Cuentame un cuento :

Feliz año 2012a superbe y todo su grupo de autoayuda,jajaj,un abrazo.

Javier D :

...ejejejejj.. GRACIAS Leo, seguro que se dan toditos por enterao.. ejejej.. Es que con un grupo así, !cualquiera se anima a ser un superhéroe!.. ejejejj

Besotes.. !Y un feliz año para tí!..

Anny :

Feliz año mi querido Javvy, en verdad es de agradecer a la vida y la tecnologia el honor de tenerte como amigo, para compartir, chistes, chismes, los buenos momentos y los no tanto tambien, compartir tu particular modo de ver la vida, desenfadado, uniendote de vez en cuando a los mundanos mortales que te rodeamos, a mi alocada vida con sus bailes y cometiempo, a mis romanticismos y mis particulares locuras, eso si a mi cariño y solidaridad en todo tiempo.
Que tus deseos se cumplan, un beso pedacito de gente

Anny