viernes, 6 de agosto de 2010

COMPRESAS

La madre de Juan Luis, ya de muy avanzada edad, venía quejándose, desde hacía algún tiempo, de "pequeñas y ocasionales" pérdidas de orina. Preocupado por la incomodidad y angustia que semejante molestia puede llegar a causar a cualquier persona, Juan Luis decidió que había llegado el momento de incorporar, a su ya larga lista de necesidades básicas familiares, esos "sencillos y comunes" dispositivos, conocidos como compresas.

Desgraciadamente para él (por su limitada condición masculina), y para su madre (cuya generación nunca utilizó dichos dispositivos porque no existían), las compresas representaban una cierta novedad -otra más, pensó él- en sus vidas. Como con todas las novedades necesarias que se presentaban, Juan Luis puso en marcha la misma táctica aprendida a lo largo de muchos años de experiencia: !probar y aprender, primero él, para enseñar y convencer a su madre, después!..

A fin de cuentas -se dijo Juan Luis, animándose a sí mismo- !muchas y más complicadas cosas he tenido que aprender durante los últimos nosécuántos años!..

Recordaba, perfectamente, el lugar del supermercado donde se encontraban todo este tipo de artículos de "higiene personal" (aunque reconocía no haberse parado nunca en "ellos")... Así que decidió que, en su próxima e inminente visita al súper, echaría un detenido vistazo... e incluso se traería alguna, !para probar!..

Es difícil expresar, con exactitud, el estado de sorpresa, estupefacción, despiste, desolación e indefensión experimentado por Juan Luis, enfrentado, sólo, a aquellos enormes e interminables expositores atiborrados de productos, de todo tipo, formato, diseño y tamaño: pañuelos, toallas, toallitas, pañales, braga-pañales, tampones, compresas... de usar y tirar, matinales, vespertinas o nocturnas... para el baño, los fines de semana o ´"días especiales"... absorbentes o súper-absorbentes... inodoras o con olores de fragancias campesinas o ribereñas... Laydies, mini-Laydies, midi, súper o extra-súper... con alas, sin alas, monocapas o multicapas... con elementos activos o no... ecológicos, celulósicos, hiperbólicos, adhesivos, portantes, auto-portantes, auto-extinguibles, finas y extra-finas, reciclados y reciclables..

Tras 25 minutos de tenso, intenso e infructuoso esfuerzo (cual espectador ilusionado ante un cuadro de Tápies, o comensal hambriento ante un plato de Ferrán Adriá), Juan Luis, en un acto supremo de osadía y arrojo heroico (y vergonzante a la vez), se lanzó a coger un paquete de mediano tamaño, en el que se podía leer, con claridad y letras gordas, la palabra COMPRESAS... e inmediatamente después, con seguridad y determinación (simuladas), se dirigió hacia las cajas del súper con su paquete, confundido y entremezclado con el resto de las compras... con una extraña sensación de estar siendo observado y hasta grabado... !Y que, en cualquier futuro cercano, protagonizaría algún vídeo en Youtube!.

De vuelta en casa, y en la tranquilidad acogedora y casi clandestina de su habitación, Juan Luis observó y examinó aquel paquete de compresas, dispuesto a poner en marcha la segunda etapa del proceso..

Lo primero que llamó su atención fue que, a diferencia de cualquier otro artilugio o producto, de los muchos que había estrenado a lo largo de su vida, aquel paquete, !no traía manual de instrucciones!... Bueno -pensó para darse ánimos-, será porque no lo necesita... y con ayuda de unas tijeras, abrió el paquete y extrajo, con cuidado, una de las 10 compresas contenidas en el mismo... Aquella pieza alargada y rectangular, de extremos redondeados, blandita y suave (como Platero), tan sólo tenía una peculiaridad, en una de sus caras aplanadas mostraba una tira de papel pidiendo, a gritos, ser retirada... al hacerlo, Juan Luis descubrió una banda adhesiva..

La pregunta surgió sola e inmediata: ¿hacia qué lado habría que colocar dicha cara auto-adhesiva?,¿hacia la tela o hacia la carne?... Bueno -pensó, con calma, Juan Luis- tengo un 50% de posibilidades de acertar... Además recordó algún lejano slogan publicitario y televisivo ("no se mueve, no traspasa")... La solución, por tanto, parecía evidente: aquella banda adhesiva debía servir para asegurar y fijar la compresa a la carne... !y al pelo, tan frecuente y presente en tan delicada e íntima zona corporal!. Con inusitada presteza y sorprendente habilidad, Juan Luis se auto-colocó, en un pispás y a la perfección, la susodicha comprensa... y tras recolocarse y reajustarse el calzón corto y los pantalones, comenzó a dar breves paseos por la habitación... Bueno -se dijo a sí mismo- salvo los lógicos roces y una extraña sensación de opresión (debido a la falta de costumbre), esto funciona correctamente... No obstante (y sólo por curiosidad instintiva), Juan Luis detuvo sus pasos ante el espejo de cuerpo entero del ropero... y una sonrisa cómplice, orgullosa y un tanto azorada, amenazó en convertirse en estruendosa carcajada, !menudo y grandioso paquetón!..

Pero por encima de su habitual timidez y su actual "nuevo orgullo", Juan Luis, como casi siempre, antepuso su sentido de la obligación y salió a la calle para comprobar la eficiencia y seguridad del nuevo producto. Tras un largo e intenso paseo, que aprovechó para realizar algunos encargos y varias compras, Juan Luis, mientras saboreaba una cerveza en el bar de la esquina, hizo una valoración más que notable de la experiencia: hasta se habría olvidado de que llevaba puesta la compresa, si no hubiera sido por algunas miradas indiscretas (y hasta algo viciosillas, diría él), dirigidas a su entrepierna y que le produjeron cierta perturbación y hasta un ligero bochorno (cosas de la timidez, pensó).

Satisfecho y ya de vuelta en su habitación, Juan Luis se dispuso a cambiarse de ropa y ponerse cómodo... !Cual no sería su sorpresa al comprobar que la susodicha compresa, al mosquetero grito de "todos somos uno", estaba férreamente adherida (y formando piña) con pelos, piel y mondongo incluido!..

Ante una situación semejante, siempre es recomendable la paciencia, e incluso recurrir a alguna ayuda externa, pero Juan Luis, en aquellos momentos, no contaba ni con una ni con otra; de manera que optó, desgraciadamente para él, por el camino más corto: sujetando con firmeza los extremos de la compresa, contó hasta tres... !y tiró, con todas sus fuerzas, hacia abajo y hacia afuera!... Fue, como diría el internacional y famoso cantante Enrique Iglesias, una "experiencia religiosa" (más bien dolorosa, matizaría Juan Luis)... Tuvo que contener, en primer lugar, un espeluznante y angustioso grito que parecía surgir de los más profundo de su alma (para no asustar a su anciana madre y al resto del vecindario)... Tuvo luego que tragarse, de golpe y a palo seco, todos los pajarillos y estrellas que inundaron de inmediato su habitación... una habitación que comenzó a girar vertiginosamente, provocando en Juan Luis sudor frío, mareo y por fin, desvanecimiento... Afortunadamente para él, la cama estaba cerca !y quiso dios que se desplomara sobre ella, en lugar de hacerlo en el frío suelo!..

Acurrucado y encogido (hecho un guiñapo) sobre la cama, Juan Luis fue poco a poco, muy poco a poco, recuperando lentamente la consciencia y el raciocinio:

Iba a tener que empezar desde cero, porque se había equivocado desde el principio..
Iba a tener que estudiar, detenidamente, cómo probar con la banda adhesiva "hacia afuera"... cómo evitar que se moviera lo que "no estaba sujeto por nada"... Tal vez renunciando al calzón corto y recurriendo al slip súper-ajustado y al vaquero marca-paquetes... Pero todo eso iba a tener que esperar a mañana, o al día siguiente,o a la semana que viene -se dijo el dolorido y atribulado Juan Luis- ...Porque en lo que más pensaba, la idea a la que más vueltas le daba, una y otra vez, en aquellos penosos y lastimosos momentos, era la siguiente:

"!O el hombre no está pensado para las compresas,
o las compresas no están pensadas para el hombre!..."
(o viceversa)

13 comentarios:

G a b y* :

Un HOLA al JuanLu! jajaja! Me he descostillado de la risa, realmente, mi amigo es un personaje muy peculiar, y obviamente lo eres tú con el relato, que no tiene desperdicio! Oye! Qué buen conocimiento tienes de adherentes en todas sus variedades... jajaja! Ahora... eso de pensar que el adherente iba contra la piel, uuuuyyy! qué momento! Es que no traen indicaciones en el paquete para "primerizos"? jaja! Y bue, todo sea por las buenas intenciones de nuestro amigo.
Besitos al vuelo!
Gaby*
El cafelilto caliente... mmmm... especial para menguar el frío! Acá te traigo, heladito de arándanos.

Linda :

Madre mía, lo que me he podido reir desde el principio... Cuanto me ha gustado leer ésto antes de acostarme, jejejejeje!!!
Y sí... La verdad es que tienes un conocimiento de lo más ámplio de toda la gama de compresas que existe en el mercado, jejejeje!!! Yo no me sabía tantas...
Me encantó el post coleguita :)
Ven aquí que te de un abrazo de buenas noches
>---O---< ¡Nuah! ¡Muah! ¡Muah!
Ahora, que ogullosa de su hijo tiene que estar esa madre ¿verdad? jejejejeje

Javier D :

..Como aconseja aquel famoso dicho "Al césar lo que es del césar.. !y acada uno lo suyo!".. ejej..
Vamo a vé, Gaby y Linda, que yo, de compresas sólo entiendo lo justito e imprescindible (uséase, casi náa.. ejej).. Yo, como ya es conocido, me limito a recoger, de vez en cuando (y de la manera más fiel posible), las experiencias que me cuenta el Juanlu.. y que es el que, en este caso, parece entender (no mucho, tampoco), de las susodichas.. ejjejejjej.. !qué remedio le quedó al pobre!.. ejejejjjejj..

Besotes
PD: ayyns..!cómo os gusta disfrutar, algunas, de las desgracias de algunos!, che.. ejejjejejjjj..

Anny :

Con razón, el Juanlu, cuando estuvo por acá en casa se puso pálido un día en que yo mencione que le pondría unas compresas, jajaja, y es que acá no son más que paños de regular tamaño, suavecitos y sin ahherentes que se remojan y se colocan en partes lesionadas, jajaja. ahora entiendo. Y tambien entiendo su preguntadera acerca de los tampones, jajaja, qué pensamientos rondarian por esa cabecita, jajajaja.
Ya me imagino la cara de perturbado de ese hombre con aquellas viciosillas miradas, jaja, jaja, en fin, no hay más que ver....
Un abrazo compresor, jajaj
Cuídate un mundo Javvy
Anny

Carlos Bonilla :

Me meo de la risa, creo que necesitaré compresas para recojer... las carcajadas.

Menos mal que no le dio con probar los tampones... te imaginas !!

Buena entrada amigo.

Neogeminis :

jajajjajajjajja...me has hecho reir de lo lindo! ajjaajjaa...qué bien nos has guiado por esa aventura-desventura que ah debido soportar ese amigo tuyo que (no cabe duda) es un muy buen hijo!...capaz de experimentar en su propio cuerpo lo que después destinará a su madre!
Ahora, convengamos, lo que tiene de buenazo lo compensa con ...cierta "inocencia" digamos....jejejejeje...eso de suponer que el adhesivo iba para el lado de "adentro" no se le hubiera ocurrido a otro! ajajajajajaja


Excelente post, Javier...y ese detalle de la comparación con Platero, ha sido otro de los momentos sobresalientes del texto!!! jajajaja

Abrazos!!

(Platero, es pequeño, peludo, suave, tan blando por fuera, que se diría todo de algodón...jejejej)

Neogeminis :

corrijo, ese "ah", debió ser un "ha"

Javier D :

Gracias, Mónica, es evidente que no te ha pasado desapercibida la manifiesta sensibilidad y ternura que impregna este relato.. tan claramente expresadas en esa referencia a Platero, y que vos habeis tenido la amabilidad ( y la valentía), de reproducir íntegramente (yo no fui capaz, lo reconozco, che.. ejejejj).. !y no como otros/otras! (y no quiero señalar a nadie.. ejejejjejejjj).. Bué, y sólo como posible explicación a esa “ocurrencia” del Juanlu.. ¿has probado, alguna vez, a sujetar una compresa a un calzón corto, no ajustado, y con elementos movibles de por medio?.. ejejejjj..

A vé, Anny y Carlos, por lo que conozco al Juanlu.. estoy más que convencido de que, llegado el caso… !hubiera probado, tambien, los tampones!, che.. lo que no tengo ni idea es.. !de cómo lo hubiera hecho!.. ejejejejjj.. igual, podeis aprovechar y darle algún consejo, che.. ejjeejjejjejjjj..

Besotes para tod@s.. aah y gracias, Carlos por contribuir, tan generosamente, a mi REputación.. ejejej.. (lo que aún no tengo claro es, si para bien o para mal.. ejejejejjjj)

RoB Dangal TV :

Hola Javier!!
Muy buen post!, no he dejado de reirme mientras lo he leido... Eso sí, por acto reflejo al leer el desenlace crucé mis piernas... ja!ja!... Qué dolorrrr!!!
Un abrazo!

RoB

Javier D :

Gracias, Danny, en nombre del Juanlu.
no sabes como se agradece la solidaridad y la comprensión, en situaciones como estas.. sobre todo cuando dicha solidaridad va mucho más allá de las palabras.. y hasta alcanza la empatía espiritual.. !y sobre todo físicaa!, che.. ejjejejejejj

Cris :

Hola Javier;
...Jajaja que buen hijo Juanlu!!! y tú que cuando te propones nos descasillas de la risa...jajaja.
Muy bueno javier.

Un abrazo
Cristina

Javier D :

Gracias, Cristina, en nombre del Juanlu.. aunque no sé yo, qué diría el Juanlu, si algún día llegara a enterarse de que escribo sobre sus avatares en la vida.. ejejejejjjj.. bué, igual hasta se emociona, che.. ejejejjejjj.. o no, ejejj..
Besotes para tod@s

Ciberbruja :

Da gusto volver y saber que JuanLu sigue innovando,jajjajaja!!!
Buenísimaaaaaaaaa entrada, encanto.
Me he reído un montón, y eso que estoy con el sindrome postvacacional...
Por cierto... me confieso adicta a las desventuradas aventuras de JuanLu...

____♥♥♥♥♥♥♥♥__________♥♥♥♥♥♥
__♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥_______♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥
_♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥___♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥
_♥♥♥♥♥BESOS♥♥♥♥♥_♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥
_♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥
_♥♥♥para♥♥♥♥que♥♥♥no♥♥♥♥te♥♥♥♥
__♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥falten♥♥♥♥
____♥♥♥♥♥♥♥(> " " <)♥♥♥♥♥♥♥♥♥
______♥♥♥♥♥( ='o'= )♥♥♥♥♥♥♥
________♥♥♥-(,,)--(,,)-♥♥♥♥♥
_________♥♥ Ciberbruja ♥♥
____________♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥
_____________♥♥♥♥♥♥
______________♥♥♥♥
______________♥♥
_____________♥♥
____________♥