viernes, 27 de agosto de 2010

¿QUIENES SOMOS?

Me gustaría pensar que "somos lo que queremos ser"..
Desearía poder decir que creo que "somos el resultado de decisiones propias y personales (acertadas o equivocadas)"..
Pero si lo hiciera.. igual no sería muy sincero, ni muy realista, ni muy racional..

Porque para ello, tendría que dar por hecho dos condiciones esenciales:
  • Que somos libres..
  • Y que tenemos capacidad para ejercer esa supuesta libertad..
Pero hace mucho que creo que ambas condiciones, la libertad y la capacidad para ejercerla, son una Utopía... y no una Realidad. Una utopía necesaria, básica y fundamental, a la que hay que aspirar y por la que hay que trabajar, cada día y en cada ámbito y rincón de nuestras vidas... pero una utopía que nunca será una realidad, fundamentalmente porque creo, como afirmaba R. Garaudí, que "la libertad de los otros, es condición imprescindible de la libertad personal", y por tanto la libertad individual difícilmente puede existir, si no está enmarcada en una libertad colectiva y universal.

Es cierto que en ese utópico camino hacia la libertad, hay o puede haber individuos, grupos o sistemas de convivencia más avanzados y más libres que otros... Pero creo que estamos, aún, muy (pero que muy) en los inicios de dicho camino.. Y no creo (ni tan siquiera a largo plazo), que nuestro avance vaya a ser espectacular... ni notable... quizás ni tan siquiera apreciable.. Eso por no hablar de los continuos retrocesos y obstáculos que muchos se empeñan en imponernos a todos, por miedo, por ignorancia, por estupidez.. o lo que es aún más despreciable, por mantener sus intereses y privilegios..
Y si no somos libres, ¿QUÉ o QUIENES somos entonces?... La respuesta más adecuada que encuentro a esta compleja pregunta, quizás sería que "Somos lo que los demás determinan que seamos, lo que los demás nos dicen que somos"..

Los habitantes de la América precolombina, o los habitantes del África central o subsahariana, nunca fueron "indios" o "negros" hasta la llegada a sus tierras del "hombre blanco occidental" (incluso el término "indio" responde a un error histórico-geográfico); y lo que es mucho más importante, aquellos habitantes, hasta aquel momento, nunca hubieran podido sospechar las terribles consecuencias que iban a suponer (para su presente y su futuro), su consideración como "tales".

Sin necesidad de irnos tan atrás, ni tan lejos, en el espacio y el tiempo, no resulta difícil constatar esta realidad:

  • Uno es bajo, o rubio, o delgado, o joven, o enfermo, o guapo... porque hay otros que son altos, o morenos, o gordos, o ancianos, o sanos, o feos... (y viceversa).
Este Relativismo existencial ("ser en relación al otro"), y este Determinismo ("ser como consecuencia del otro"), no sólo afecta a aspectos más o menos físicos, formales y estéticos... Creo que afecta a casi todos los aspectos importantes de nuestra existencia:
  • Afecta a nuestro carácter y estados de ánimo: Uno es (o está) feliz, o aburrido, o paciente, o pragmático, o pesimista, o emprendedor... porque hay otros que son (o están) tristes, o divertidos, o ansiosos, o soñadores, u optimistas, o pasivos... (y viceversa).
  • Afecta a nuestros valores ideológicos y sociales: Uno es pobre, o empresario, o perdedor, o de derechas, o inmigrante, o machista, o ecologista... porque hay otros que son ricos, o trabajadores, o triunfadores, o de izquierdas, o nativos/nacionalizados, o feministas, o enemigos del medio ambiente... (y viceversa).
  • Afecta, incluso, a nuestros valores éticos y morales: Uno es creyente, o egoísta, o pacifista, o intolerante, u honrado... porque hay otros que son no-creyentes, o solidarios, o violentos, o comprensivos, o delincuentes... (y viceversa). Incluso yendo un poco más allá, la "bondad" y los "buenos" existen simplemente porque existen la "maldad" y los "malos"... (y viceversa).
Por supuesto, no suelen existir reglas o normas fijas, universales y objetivas que establezcan estas divisiones.. y que, por tanto, nos clasifiquen y nos definan.. Son, casi siempre, los demás, quienes establecen, a través de múltiples mecanismos, dichas normas... ! y son, por tanto, los demás, quienes nos acaban definiendo!

Dichos mecanismos, a veces son claros y sencillos, y a veces, son tremendamente complejos:

Los más frecuentes y determinantes son los establecidos "desde y por el Poder", bien sea el poder de unas minorías (dictaduras, oligarquías económicas y políticas, jerarquías religiosas, medios de comunicación y líderes de opinión, organismos de expertos...), bien sea el poder de unas mayorías (democracias, tradiciones y costumbres, sistemas educativos, principios y valores colectivos, leyes y normas de convivencia...).

Pero dichos mecanismos también se establecen desde instancias mucho más cercanas (y no por ello más comprensibles), como los sentimientos, las emociones, las responsabilidades, las obligaciones, las dependencias... Las relaciones en la pareja, la familia, el trabajo o los amigos, son un buen ejemplo de dichos mecanismos de "definición del individuo".

Y tanto en unos mecanismos como en otros, lo más significativo es que el individuo, como tal, tiene poco que decir (y con frecuencia, nada)..
Por supuesto que siempre queda el camino de la Rebelión, de la NO-aceptación de "ser definido y determinado" sólo y siempre por los demás.. pero este camino es siempre bastante duro y difícil.. lleno de obstáculos e incomprensiones.. !y con frecuencia estéril y frustrante!.. Por tanto no es un camino que yo me atreviera a recomendar a ninguna persona querida (ni tan siquiera a ninguna persona desconocida).. Claro que, por otro lado, gracias a que algunos decidieron y deciden emprender este difícil camino, muchos otros se ven y nos vemos beneficiados, a veces, de algunos de sus resultados... De manera que tampoco voy a tratar de disuadir a nadie de que lo intente..

..Es más, para todos aquellos que lo han intentado, y para quienes lo siguen intentando,
( e independientemente de lo que hayan o no hayan conseguido),
desde aquí.. !mi más sincero respeto, admiración y agradecimiento!

13 comentarios:

Reyes Rodriguez Vicent :

Creo que has hecho un análisis relista y riguroso de la realidad que es así de dura, contradictoria y dificil. Pero el ser humano, la persona, siempre tiene algún resquicio por donde "colar" su libertad auque sea pequeño. Quizás por éso al final has dejado un portillo abierto para algunos (pocos) esforzados, "locos" o valientes...
De todas formas, después de leerlo, me queda la duda si el mundo, la vida, la realidad en suma, qué pasaría si se la mirara con un cristal do otro color porque el que has usado parece tener un tono gris niebla de un frío día de invierno. Me queda esa duda.
De todas formas mi felicitación por "pensar y hacernos pensar" porque ésto hoy escasea y la verdad es que no se lleva.
Saludos.

Anny :

Pues venga! que recibo la felicitación, porque si bien en algunos aspectos definitivameente estoy influenciada por los otros que tienen el poder, hay aspectos en los que mi nata rebeldía o como quieras llamarle se impone y me propongo ser YO, con mis convicciones, erradas para unos y muy acertadas para otros, pero al final suficientes para mi, y seguiré intentándolo y seguiré defendiendo mis ideas y mis gustos y mis aficiones y mi proceder y mi vestir y mi celebrar y mi discutir y mi argumentar y todos mis !mis! poquue esa soy yo y quiero seguir siendolo por el resto de los dias que me queden por vivir! la Anny bulliciosa,bailadora, necia, metiche, cariñosa, expresiva, rebelde, consentida caprichosa, en fin la Anny que has ido descubriendo a lo largo de este año, he dicho.
Cuídate un mundo
Un beso
Anny

Neogeminis :

"somos" en función de los demás, es cierto. Para bien o para mal los ojos de nuestros semejantes nos dan conciencia de nuestra identidad y nuestras caracteristicas personales y sociales son determinados por nuestros pares.
Un argumento muy bien sostenido y expuesto y por supuesto excelentemente corroborado por las acertadas expresiones de Mafalda, tan aguda e inteligente a la hora de decir verdades!

Un abrazo.

TERE :

Hola Javier, si, quizás somos lo que nos dejan ser...y es que las comparaciones son odiosas, o eso dicen.
Los demás al definirnos también se definen a si mismos...y en esa definición (juicio) se incluyen todos los prejuicios del que juzga, y todas sus creencias y todos sus cacaos mentales...y los más peligrosos juzgando a los demás son los más borregos del sistema (sea cual sea), los que acatan normas sin pies ni cabeza, los que se guian por lo que otros han decidido que es lo bueno y que es lo malo...
Al fin y al cabo las normas son las reglas del juego y siempre las determinan los "dueños" del juego, los que tienen el poder de no aceptarnos en su juego, los que nos dejan fuera del juego en base a sus intereses...
Basándome en lo que socialmente está establecido, yo soy una pringá, una loca, una pobre, una flipá...y me gusta ser eso, quizás yo si que he elegido ser eso como mal menor...y si creo que en una parcela podemos ser libres, yo pienso y creo lo que me da la gana en base a mis propias creencias y pensamientos, pero es más fácil que te lo den todo pensado y creido por muy erróneo que sea...y el convencimiento de los demás de mi "locura" solo me sirve para comprobar la suya, pero son muy libres para creer lo que les de la gana y como son inmensa mayoría...pues lo que diga la mayoría...
Besos

Javier D :

Este relativismo/determinismo existencial, no tiene por qué verse, siempre, como negativo o pesimista.. como señala Mónica, hay, también, muchos aspectos positivos que nos pueden venir determinados o “regalados” por/desde los demás.. La paternidad/maternidad podría ser un ejemplo de ello.. ser padre/madre, fundamentalmente no es una decisión propia, sino la consecuencia de la existencia de unos hijos que los reconocen y validan como tales..
Este relativismo, tampoco exime, necesariamente, de la responsabilidad personal.. es más, creo que la subraya y amplía.. nos convierte en parte activa de la definición del otro.. y de las consecuencias que dicha definición pueda conllevar..
Hola, Reyes,
Comparto esa dinámica, necesaria, de “buscar esos pequeños resquicios para ejercer nuestras pequeñas libertades”.. y no sólo como un último recurso menor.. sino como nuestra principal y básica estrategia para construir ese utópico camino hacia la Libertad.. Algo que, quizás, no facilita, en exceso, la tarea, porque dificulta su práctica y su aprendizaje generalizado y cotidiano..
PD: hablar de “visión de frío y gris invierno”, con las calores que nos están cayendo por acá, desde hace semanas.. !sí que suena a utopía más que deseable!, che.. ejejejjj
Hola, Anny,
MOmentoo.. vaa, de acuerdo.. reitero mis felicitaciones.. por todo.. MENOS por lo del bailoteo, che.. ejejejj.. que ya quedamos en que era una adicción peligrosa y contagiosa.. y de evidentes efectos nocivos para cuantos te rodean.. ejejjejjejjj.. Bué, y tampoco por lo del meticherío.. no porque, en este caso, sea nocivo.. sino porque no es mérito tuyo.. ejejej.. sino de los demás que te ofrecen y permiten la oportunidad de ser metiche.. !a vé como ibas a ejercer de metiche, si no tuvieras de quien metichear!, che.. ejjejejejjj..
Hola, Mónica,
Bué, y yo que ya me veía venir otro pequeño “tirón de orejas” (o vapuleo).. ejej.. noo, que es broma, ¿eh?.. hablando en serio, y por añadir otro ejemplo a esos aspectos positivos de ese “ser en función del otro”, pienso si no sería una sólida base para el ejercicio de una solidaridad más profunda e igualitaria y menos formal y caritativa..
PD: sip, genial esta Mafalda.. y su creador, Quino
Hola Tere,
Como decía, yo tambien creo en esas parcelas de pequeñas (o grandes) libertades.. y tambien creo en esa pequeña (o gran) libertad de aceptar o rechazar algunas de esas determinaciones que nos vienen “dadas” desde los demás.. hasta me conformaría, con que fuéramos conscientes de esta básica realidad.. creo que sería un importante y fundamental paso, no sólo para avanzar individualmente.. sino para hacerlo más colectivamente, desde un mayor respeto.. e incluso, por qué no, desde una mayor comprensión..

Besotes para tod@s

Carlos Bonilla :

para mi es la mejor caracteristica de la humanidad el que todos seamos distintos. las combinaciones son infinitas.

Verónica Marsá :

Hola, entro sin pedir permiso... espero ser bien llegada, traigo café y galletas.
Llegué a través de Neogeminis.
Pues es increiblemente cierto lo que escribes, pero como le decía a ella en pocas palabras, ese alter ego que vemos en los rostros ajenos y como reflejo de nuestra imagen es cierta, pero algunos tiene una visión de sí mismos que hacen que ese espejo sea totalmente opaco. Ejemplo, (no me conoces bien y tal vez pueda sonar raro o fuera d econtexto lo que digo...) yo salí de la univesidad porque una niña, bueno mejor digo una minifalda, de 24 años decidió hacer algo más que la docencia a mi tutor cuando yo me negué; imagina cómo ella podía verse al mirarme, pues jamás bajó la mirada, al contrario, su sonrisa irónica llenaba el ascensor el día que me fuí. Si hubiera pasado un paño por el cristal de espejo y hubiera visto su imagen real...

En fin, igual no era momento y no entro con buen pie.

Un abrazo y a disfrutar del fresquito de esta noche que está genial!

centauro purpura :

Bueno Padrino yo creo que todavía tenemos una gran dificultad: y es que os seres humanos aún no hemos desarrollado una sensibilidad suficiente como para hacer entrar en nosotros vibraciones que no provengan de ideas, imágenes, formas, ideologías, modelos, moldes. Durante el Renacimiento, por ejemplo, hubo una manera de encarar la libertad,la Revolución Francesa representó otra manera, y el marxismo otra, en esas oportunidades, esta vibración intentó ser comprendida por el ser humano. Pero en todos los casos, la libertad se redujo a una idea de la misma, a un ideal , a una ideología.
El hombre en general ha hecho dioses y curiosamente no pudo crear ninguno que encarnara a la libertad. Sólo existe la posibilidad de que ese dios de la libertad se haga presente en nosotros. El problema es : cómo imaginar, cómo fijar esto que no se fija?.¿Puede el ser humano incorporar una vibración que, por definición , no se fija?. Como ya lo mencioné nosotros sólo funcionamos mediante formas, sólo reconocemos modelos, moldes, palabras, ideas. Y, evidentemente, esta energía se niega a ser puesta en ideas.
Los humanos registramos, fijamos, nos convencemos, moldeamos, por medio de formas. Creo que el punto está en preguntarnos ¿cómo hacer entrar en nosotros algo que no tiene que ver con nosotros o, por lo pronto, que no tiene que ver con lo que hasta ahora somos o creemos ser. De todas maneras uno se encuentra libre para elegir entre las diversas opciones que se van presentando a lo largo de nuestras vidas.. existe eso y aunque no podamos disfrutar de una libertad total, podemos elegir y sentirnos bastantes libres..
Yo me apunto a los elegidores che. y corto porque esto es muy largo mañana te dejo un verso que escribí que habla sobre la libertad. besuqueo y abracete padrinete.

Javier D :

Hola, Verónica,
Por supuesto que eres bienvenida.. y si traes café y galletas, ni te cuento, che.. no, en serio, si hay algo importante y de agradecer, siempre.. y en cualquiera de los aspectos de nuestra vida, creo que es, sobre todo, la generosidad que supone el deseo de compartir, y da igual cual sea la naturaleza de aquello que se comparte.. al menos esa ha sido para mí, una de las principales motivaciones por las que, hace ya algún tiempo, decido seguir asomándome a estas nuevas ventanas que nos ofrecen estos medios virtuales..
PD: bué, Verónica, no sé desde donde escribes, pero te aseguro que por acá, con más de 40º.. !de tardes/noches fresquitas, ná de ná!, che.. ejej
Carlos, yo no sé si “somos” tan distintos.. igual, de fábrica, y en muchos aspectos, seguro que sí.. pero en cuestión de “formas” de comportamiento, “formas” de pensar, “formas” de expresaros, “formas” de relacionarnos, de organizarnos, de creer y hasta de sentir.. igual no lo somos tanto.. Y para bien, a veces, y para mal, otras muchas veces tambien, creo que vamos a ir siéndolo mucho menos.. consecuencias de la globalización, supongo..
Alci, me apunto a eso de “ser elegidor” (o al menos intentarlo), como forma de ejercer y construir nuestra libertad.. En cuanto a lo que señalas de que el hombre nunca creó un dios que encarnara la libertad, se me ocurre una explicación algo lógica.. ambos conceptos (dios y libertad), en el fondo, el hombre es consciente de que pueden resultar algo incompatibles.. Es más, en un ataque de suprema osadía (lo reconozco), me atrevería a decir que la libertad es una creación humana, que surge como respuesta a la supuesta existencia divina.. bué, no es que sea muy original, la biblia, ya desde sus principios, hablan de ello, y colocan a esta libertad como posible causa de la expulsión del hombre, del paraíso.. claro que allá, creo recordar que lo llaman soberbia, o pecado original..

Besotes

Verónica Marsá :

Pues desde Castellón, pero desconozco el motivo tecnológico de que google me ubique en Vigo ¿?...
Ayer, después de un calor mortal, era increible -igual que ahora- el fresquito que entra por las ventanas.
¡Te mando un poco de airecillo envasado por si te hace falta!

Un abrazo.

Cris :

Hola Javier;
...Pienso en esto frecuentemente; Es el amor y los sentimientos, los que condicionan a la libertad. Siempre relaciono a la libertad con el amor. Creo también, que “somos” una constante búsqueda, de deseos e intereses, que condiciona y se deja condicionar (a veces inconcientemente otras convenientemente).
Quino y Mafalda como siempre, fenómenales!

Un abrazo.
Cristina.

G a b y* :

Buenaaaasss! Acá la friolenta bajo un paraguas... Che, Javier, cada día falta menos para que llegue la primavera, pero ni se nota... Mira, acabo de autodefinirme al pasar: "friolenta".
Me ha parecido una exposición muy interesante (y sobre todo realista) la que aquí dejas, magníficamente ilustrada con la querible e inolvidable Mafalda. Es inevitable que "seamos" ante los ojos de los otros determinadas cosas, incluso "somos" ante nosotros mismos, un listón de autodifiniciones acordes a lo que nos gusta o no, a lo que hacemos o no... etc, etc. Parecería que si no identificamos a cada persona con algún razgo sobresaliente, nos fuera difícil reconocerla (aún sin conocerla, solemos prejuzgar por apariencias). Pero creo que más allá de señalamientos, aún cuando ante el mundo pueda ser "una loca colorada" ;-)
lo importante es mantener la esencia, ser nuestras propias elecciones, nuestras tradiciones, nuestras querencias... "digannn lo que digannnn los demaaaasss! (perdón, se me filtró una pizca de cante).
Besitos al vuelo: Gaby*
Dijeron café? Una tacita por favor! Yo traigo tortas fritas!

Javier D :

Hola, Cristina y Gaby,
por lo que he leído y escuchado, sí que teneis un mal tiempito por allá.. no sé si será una despedida del invierno, o un anuncio de una primavera llena de esplendor.. esperemos que sea esto segundo.. !y que pronto esteis disfrutando de esa acogedaora estación primaveral!..
Besotes para las dos
PD: hasta nuestra existencia parece estar en función y en relación, tambien, a ese otro medio físico que nos rodea, a veces acogiéndonos.. y a veces, jodiéndonos, che..