miércoles, 4 de agosto de 2010

EL MIEDO

El miedo es, probablemente, una de las respuestas más importantes de los seres vivos ante la realidad en la que estamos inmersos.
El miedo, probablemente, siempre tiene su origen en una realidad externa.. Una realidad que desconocemos, no controlamos, en la que no nos reconocemos y se nos aparece, por tanto, como una amenaza a la cercana y pequeña realidad propia que nos hemos creado.
Los llamados "miedos internos" también tienen, probablemente, su origen en esta realidad externa.

Hay quienes afirman que el ser humano, a lo largo de su vida, no hace sino trasladar y ampliar la "burbuja de protección y seguridad", creada en su período fetal. En este período, probablemente el más seguro en el que se encuentra el ser vivo, es la madre la encargada de crear y proporcionar una realidad segura, cerrada y estable, impermeable a cualquier realidad exterior que pueda suponer una amenaza.
 
Posteriormente, en su largo y continuo proceso de educación y sociabilización, el ser humano va incorporando elementos, pequeñas realidades, que desarrollan y conforman aquella burbuja original. Pero la realidad exterior es, siempre, mucho más vasta y compleja que la realidad cerrada y propia que somos capaces de crearnos. Esta realidad externa sigue, por tanto, acompañándonos durante nuestra existencia, como una amenaza permanente.

Gestionar adecuadamente ambas realidades, la externa y extraña, y la interna y propia, no es una tarea nada fácil. La inseguridad que genera en nosotros, origina nuestro miedo. Parece lógico pensar, por tanto, en la necesidad que experimentamos por buscar ayuda, para poder gestionar estas realidades. En muchas ocasiones, más que buscar ayuda, hacemos, o tratamos de hacer, una renuncia completa de nuestra responsabilidad como gestores de ambas realidades. Consideramos más acertado, depositar nuestra confianza y nuestras capacidades, en unos "gestores eficaces" incluso de nuestra propia y más íntima realidad.

La "madre", aquella primera y única gestora de nuestra realidad, pronto es sustituida por los gestores paternos, y o la familia. Más tarde serán los amigos, la escuela, el trabajo, la pareja, las creencias religiosas, las ideologías, los principios morales, las normas, las leyes, los sistemas sociales, las religiones, los estados...
  
Desde este punto de vista, se podría afirmar que el origen de todas las sociedades, también está en nuestro miedo..
La primera y principal característica que define a toda sociedad, es su capacidad para organizar y proporcionar, a los individuos, mecanismos que gestionen la realidad y le ayuden a controlar su miedo. Desde la primaria identificación con un equipo de fútbol, o con una simple costumbre... hasta los más complejos sistemas de socialización, como la educación, la sanidad, la cultura, la religión, la organización política, la económica.... integran esta respuesta de la sociedad a la demanda de los individuos que la componen.

Por supuesto no es una respuesta gratuita, exenta de precios a pagar y dificultades a superar..
Las sociedades, hasta ahora, no han tenido, ni tienen, capacidad para satisfacer las reclamaciones de cada individuo. Dichas sociedades requieren, pues, una organización, que establezca prioridades, asigne funciones y establezca un orden. Un orden con vocación de perpetuarse en el tiempo, y propagarse en el espacio, imponiéndose a los individuos. Para ello no dudarán en utilizar sólo la fuerza, también procurarán apropiarse de los mecanismos creados por los individuos para gestionar la realidad.

De esta manera, dichos mecanismos, pasan de ser, inicialmente, una ayuda, a convertirse en una nueva realidad que amenaza, de nuevo, al individuo que los creó. Por supuesto, no todas las sociedades y mecanismos gestores de la realidad, han sido ni son iguales; pero todos comparten un mismo origen, el miedo de los individuos, y todos están expuestos al mismo proceso de transformación, la imposición de un orden que anule a dichos individuos.
 
En medio de este permanente conflicto, en el que todos estamos inmersos, quizás sería conveniente tener presente, algún punto de partida:
  • Los individuos no somos autosuficientes, no somos capaces de comprender y dar respuestas a la realidad en que vivimos. Como consecuencia, experimentamos un profundo miedo.
  • Necesitamos ayuda para gestionar dicha realidad. Para ello creamos cuantos mecanismos somos capaces de imaginar, estructurar y poner en funcionamiento.
  • Buscar ayuda no significa renunciar a la aportación, al papel protagonista, a la responsabilidad que cada individuo tiene como gestor de la realidad.
No se trata de "no tener miedo".. se trata de "no renunciar a gestionar nuestros miedos".

13 comentarios:

Linda :

¿Sabes? Genial ese apunte final: No se trata de "no tener miedo".. se trata de "no renunciar a gestionar nuestros miedos".
Porque yo sí que creo que el miedo o la ansiedad son necesarios, pero como todo en su "punto" ni en exceso ni en defecto...
Si eso no digo más, porque a mi parecer está muy completito este post, ni te ha faltado lo de pedir ayuda si eso, por ideas adquiridas y algunas bastante tontas a veces, claro que circunstancias mandan y, educación y... somos tan complejos uno a uno ¿eh? ¿A que lo piensas?
Va, que me estoy liando y atí también, jejejejeje!!!
>---O---< ¡Muah! ¡Muah! ¡Muah!

Linda :

Aquí si que dejan poner el texto que quieras en un coment sin cortarte ¿verdad? :)
Ah, y lo de la url,he puesto la de mi perfil... a ver si lo he hecho bien, te planto éste y lo miro :)

Linda :

Vale, sí que lo he hecho bien, voy a premiarme con un helado ¿quieres? solo tengo de chocolate... Pero tengo.
Quiero decir que tengo más de uno :)

TERE :

No tenerle miedo al miedo, no está mal...

Neogeminis :

Una elaborada teoría superadora frente a los miedos que puedan presentarse. Sabés, hace poco sufrí un irrefrenable ataque de pánico que continuó con sus amenazas por largos meses. Busque ayuda con psicólogos y no funcionó, chequee mi parte física y tampoco venía de allí el desequilibrio. Luego intenté una solución poco convencional y me dio rápido resultado: sesiones de reiki que me ayudaron inmediatamente a ir superando la ansiedad que me impedía trasladarme en auto o en colectivo a cierta velocidad.
La experiencia no se puede contar, hay que vivirla, pero lo que te puedo decir es que el miedo incontrolable puede hacer que se nos arruine literalmente la vida.
Un tema muy interesante.

Un abrazo.

RoB Dangal TV :

Hola Javier!!
El miedo convive permanentemente conmigo.... Mi inseguridad crónica me lleva por caminos escarpados y de pérdidas constantes...
Las pautas sociales actualmente vigentes también me dan miedo, y más inseguridad aún: hoy en día te valoran más por lo que tienes que por lo que eres... Hay que ser alguien bello, exitoso, para que la sociedad tome nota de que existes...
Perdón por no pasar seguido por aquí, y por la negatividad de mis conceptos, pero no son buenos días los que me tocan vivir...
Un abrazo!!


RoB

Carlos Bonilla :

Yo siento miedo, por muchas cosas. Pero gracias a ese miedo es que se exactamente los obstaculos ue tengo que vencer. Sino sintiera el miedo, seria dificil saber donde debo ser mas fuerte. Un niño muy pequeño cruza la calle sin mirar a ambos lados, por no tenerle miedo es que será atropellado.

Cris :

...Hace algun tiempo, escribí sobre "el miedo". Recuerdo que lo hice, despues de pasar por una experiencia cotidiana de miedo. La que me paralizo por completo durante casi doce años. Aún hoy lo siento, pero lo reconosco inmediatamente. Aprendí a controlarlo, de manera que no me paraliza. Al contrario, me doblego, planifico, avanzo con discresión y discernimiento.
Me gusto el tema, Javier.

Un abrazo.
Cristina

Javier D :

La mayoría de los seres humanos, funcionamos, esencialmente, por creencias (no digo todos porque hay quienes creen que funcionan por verdades irrefutables e infalibles).. Dichas creencias constituyen, por tanto y probablemente, el mayor conjunto de nuestras respuestas a las realidades en las que vivimos.. realidades que no controlamos (en su mayor parte y todavía), y que, por tanto nos sumen en la incertidumbre, y como consecuencia, en el miedo.. Desde ese punto de vista, probablemente, la mayoría de nuestras creencias, también tienen su origen en nuestros miedos.. y en nuestra necesidad y/o aspiración de ocultarlos, enfrentarlos o superarlos..

Bué, por lo ya dicho, creo que resulta consecuente reconocerme como miedoso, como cualquier otro (o más).. antes, hasta lo era, probablemente, bastante más (quizás porque era más joven, y, lógicamente, hasta tenía más que perder.. ejej).. y creo que los miedos me acompañarán, incluso, hasta la otra vida (si es que la hay, che)..
Besotes para tod@s.

Anny :

A ver, quién dijo miedo detrás de un palo????
Yoooooooooo, jajaja.
Yo debo reconocer que le temo a los espantos, y no te rías, es algo que no puedo ver, que me paraliza literalmente.
Claro que han surgido miedos temporales a las cosas visibles y controlables, pero justamente porque puedo manejarlas es que no causan gran desequilibrio.
En fin, lo importante, es reconocerlo y tratar de superarlo, no permitir que se aduene de nuestras voluntades y nos paralice.
Un beso temblereque
Cuídate un mundo Javvy
Anny

G a b y* :

Siiii, que es temerosa Anny! si lo sabré! jaja! Acá entre nos, se pegó terrible susto cuando le empecé a contar extrañas historias aquí en mi casa... Si la vieras! No se podía dormir y temblequeaba!
El miedo no debe vencernos, es verdad, o lo enfrentamos o... esquivamos aquellas cosas a las que tememos. Muy buen post, Javier, realmente tu exposición, de maravillas.
Más besoteeesss!!!

Anny :

Gaby!!! mi pelirroja bella, prometiste no contarlo, jajaja, pero Javvy, es que mi hermanita se contaba cada historia, menos mal que me quede a dormir con ella en su cama, de lo ontrario hubiese amanecido con ojos de lechuza.
Un beso a los dos
Cuídate un mundo metiche mio
Anny

Javier D :

..Gracias, Gaby, por la confidencia.. ejejej.. habrá que tenerla en cuenta.. !por si llegara a presentarse la ocasión!, che.. ejejejejejjjj..
Anny, como verás (y no te quejarás), estamos aprendiendo de tu meticherío.. !cada día más!.. ejejjejjejj..