lunes, 4 de julio de 2011

SUPERBES y la RUTINA. (Capítulo 5)

Es cierto que, debido a sus superpoderes, los superhéroes, en algunos aspectos, cuentan con algunos privilegios… Pero sería erróneo considerar que todos los superhéroes son, siempre, unos privilegiados.
Hay dos motivos fundamentales que avalan dicha apreciación:
1º Los superhéroes no son dioses. Cada uno de ellos tiene superpoderes específicos y limitados (en cantidad y calidad), que no siempre pueden aplicar, satisfactoriamente, a todas y cada una de las necesidades y circunstancias.
2º Los superhéroes no están afiliados a ningún tipo de organización sindical o sociedad general de autores. Su ética y prestigio profesional les impide utilizar sus superpoderes de manera superflua e innecesaria, en beneficio estrictamente personal o de forma exhibicionista y publicitaria.

Un claro ejemplo de todo ello lo constituye todo ese conjunto de prácticas cotidianas e imprescindibles que, al igual que los humanoides, los superhéroes deben abordar y resolver (como buenamente pueden) para su subsistencia y/o mantenimiento como especie.

Foto 21. Una vez por semana, SúperBES afronta con entereza (y resignación) la dura tarea de adquirir y reponer los productos básicos y necesarios para su subsistencia (y para dar un poco de alegría y vidilla a su frigo o heladera)… Soporta con estoicismo las esperas en las colas (y a los “listos” que recurren a todo para colarse)… Enfrenta con decisión la angustia de tener que decidir entre tanto producto exhibido (tomando lo primero que pilla o alcanza)… Asume con heroica valentía la realidad de que los carritos son demasiado grandes (y altos), tanto para poder llenarlos como, sobre todo, para poder controlarlos (recordemos que no alcanza el metro y medio de estatura)…
Y a pesar de todo ello, SúperBes siempre procura guardar una sonrisa de agradecimiento para la cajera (que a su vez, le corresponde, al terminar de cobrar, regalándole un chupetín o piruleta).

Foto 22. Aunque chiquito (y sin sobrepasar los 20 kg de peso), SúperBES sabe lo importante que es, para todo, una sana y equilibrada alimentación… Aunque sus obligaciones de superhéroe no le dejan mucho tiempo para ello, SúperBES, cada día se entrega (con diligencia y habilidad) a la preparación y elaboración de su sustento… Eso sí, sin excederse ni pasarse, sólo lo justo y necesario para mantenerse y mantener, en forma, su apretada y prodigiosa musculatura…
Como puede apreciarse en la imagen, SúperBES es, claramente, omnívoro… o sea que come un poco de todo (de todo aquello que le gusta, claro).

Foto 23. Consciente de sus responsabilidades y obligaciones cotidianas, SúperBES es capaz de enfrentarse (con cierto y disimulado entusiasmo), a las tareas más ingratas (desde cualquier punto de vista) con las que pueda encontrarse cualquier especímen de cualquier especie… Planchar es, sin duda, una de esas tareas épicas y gloriosas… Sobre todo cuando, por exigencias de sus misiones heroicas, SúperBES se encuentra en regiones y latitudes donde reina un ambiente hostil y veraniego… y los más que probables, ciertos y amenazantes 40º de temperatura ambiental, convierten dicha tarea no sólo en incómoda, sino en toda una aventura riesgosa y hasta suicida para cualquiera… incluso para superhéroes como él.
Aún así, SúperBES apenas si deja escapar una suave y breve queja, mientras gruesas gotas de sudor resbalan por su aguerrido rostro… Una prueba más de su condición de superhéroe.

Foto 24. Los superhéroes son capaces de hacer más de una cosa al mismo tiempo (al revés que los humanoides, que con hacer una ya les cuesta y sobra)… Esta excepcional cualidad permite a SúperBES no sólo afrontar, con valor y eficacia, todo ese conjunto de actividades cotidianas y gravosas, sino también aprovecharlas para revisar, programar, estudiar y organizar sus otras actividades y misiones como superhéroe… Sólo así se comprende que su compleja y durísima tarea de proteger al mundo no se vea afectada, condicionada ni mermada por la rutina cotidiana (en los humanoides suele suceder todo lo contrario)…
Dado el carácter íntimo y explícito de la imagen, no es necesario añadir comentario alguno sobre la misma… Sólo agradecer, una vez más, a SúperBES, su predisposición, colaboración y esfuerzo al permitir la toma y publicación de una imagen tan aclaratoria…

Quizás no estaría muy lejos de la realidad, afirmar que la rutina (o lo rutinario) sea uno de los mayores obstáculos para el desarrollo y avance de cualquier especie… no sólo por lo que pueda significar de acomodo a lo ya existente, sino, principalmente, por todas aquellas puertas que cierra a cuanto pudiera existir… (claro que, por otro lado, dicha rutina proporciona tanta seguridad a los especímenes, que resulta complejo renunciar a ella)...
(Continuará)

Importante: se advierte que las escenas y hechos relatados han sido protagonizados por todo un superhéroe… No intenten reproducirlos en casa, por su cuenta, solos ni acompañados… ¡podrían ser altamente riesgosas para su salud física o mental!... (por el mismo motivo, dichas imágenes no deben utilizarse ni reproducirse, sin el conocimiento ni la autorización de su protagonista).

6 comentarios:

Cris :

Hola Javier!
Que talentoso!!! Escribir las cualidades heróicas de un sonajero de bebes; En el marco de una lindisima tienda de arts. para ellos... los mas "peques". Tienda a la que he visto nacer en fotos y gestarse en tu creatividad y diseño. hasta hacerse concreta y real! Siguiendo ahora, las picarescas habilidades de este "superhéroe", que espero siga en aventuras increíbles, como en ganancias económicas. Esta disidencia logró tenerme atenta.
Como siempre un placer leerte.
Un abrazo grande Javier.
Cristina

Neogeminis :

Al fin de cuentas, los pobres son sólo seres comunes y corrientes con alguna habilidad más desarrollada. En cuanto a las dependencias y debilidades, creo que no corren con mucha ventaja! jejejee...eso de tener que hacer las compras y los quehaceres del hogar, como cualquier hijo de vecino, es la prueba palpable! jajajaja


un abrazo.

Cuentame un cuento :

Yo quiero un superbe de esos en mi vida,jajajja, hoy en día los heroes no son lo que eran¡,un besazo Javier.

═:¦:-♥♥-:¦: ══ CϊlЗэяlЗяŭĵA ══:¦:-♥♥-:¦:═ :

http://3.bp.blogspot.com/-JE7ST3djVBc/ThM3siwph9I/AAAAAAAAAFw/q2JFpkASrVk/s1600/d931d71d.jpg

═:¦:-♥♥-:¦: ══ CϊlЗэяlЗяŭĵA ══:¦:-♥♥-:¦:═

═:¦:-♥♥-:¦: ══ CϊlЗэяlЗяŭĵA ══:¦:-♥♥-:¦:═ :

Sbes!!! que he perdio la poción de hacer visibles las imagenes...anda porfaplis...un poquito de manita...
jejejje
═:¦:-♥♥-:¦: ══ BESOS para que no te falten ══:¦:-♥♥-:¦:═

Javier D :

Hola Cristina,
Me alegra saber de tí. Espero que vos y los tuyos se encuentren bien, aunque sea con los inconvenientes que siempre conlleva todo invierno.. aah, ý menos mal que SBES no lee esto, porque si se entera que lo has comparao con un sonajero para bebés (con lo susceptible que es), es capaz de colgar la capita.. !y dedicarse a vender churros en una churrería!, che.. ejej

Hola Mónica,
es cierto, los humanoides tendemos a sobrevalorar, en algunos aspectos, a los superhéroes... creo que es una estrategia para no tener, luego, que reconocer ni valorar, como es debido, su enorme mérito y esfuerzo..

Hola Leo,
que va mujer.. Los superhéroes, tanto antes como ahora, siempre han sido difíciles de encontrar.. más que ná porque son pocos y están siempre muy atareaos.. Pero no hay que desanimarse.. haberlos, haylos, seguro.. Yo nunca había visto a ninguno, hasta que conocí a SBES, hace un par de meses y por purito azar…

Hola Bdrujita,
me dice SBES que ya se encargó de tu problemilla de “visualización”.. a mandá y a aprovecharse de que tenemos por acá a todo un superhéroe.. ejej.. que nunca se sabe por cuanto tiempo puede contarse con un privilegio así..

Besotes pa las cuatro