domingo, 25 de julio de 2010

EL ESPACIO PÚBLICO

El arquitecto Louis Kahn (1901-1974), definía "la calle" como el lugar donde un niño puede descubrir lo que quiere ser cuando sea mayor; definía, también, "la plaza" como el lugar donde se confunden y se mezclan los deseos individuales con los objetivos de un pueblo, permitiendo que el ser humano tome conciencia de que no está sólo, sino que forma parte de una colectividad.
En definitiva, Kahn no hacía más que subrayar la relación existente entre el desarrollo individual y el colectivo, y la importancia que tiene el espacio público, en el desarrollo y la evolución de ambos.


Hasta el pasado siglo XIX, los asentamientos urbanos habían ido encontrando, en cada momento, sus propios modelos para la construcción del espacio público. El ágora, el foro, la plaza, la calle... fueron propuestas y modelos que solucionaron, con eficacia, las necesidades y exigencias individuales y colectivas respecto al espacio público urbano. No sólo los edificios públicos, representativos, culturales, religiosos o comerciales, sino hasta los elementos más individuales y privados, como la propia vivienda, se concebían integrados en dichos espacios públicos, construyéndolos, enriqueciéndolos y potenciándolos con sus propios espacios de transición, semiprivados-semipúblicos. Las stoas griegas, el atrium romano, los pórticos y columnatas medievales y renacentistas, los patios comunitarios y vecinales, los zaguanes, los jardines, las galerías, las terrazas, los amplios ventanales... son algunos de los muchos ejemplos de esta construcción e integración del espacio público y del espacio privado.

 

La Revolución Industrial del siglo XIX, iba a provocar una grave crisis de los modelos urbanos existentes.. y, como consecuencia, también de la concepción del espacio, tanto privado, como sobre todo público.

La localización de la actividad industrial y comercial en las ciudades y su entorno inmediato, originó una rápida e intensa Concentración Urbana. Las ciudades no estaban preparadas para absorver este fortísimo incremento de población, ni para responder a los múltiples problemas y demandas creados por las nuevas actividades. Como consecuencia, se produjo un rápido colapso y una degradación profunda de los espacios urbanos existentes. La ciudad heredada perdía todo su sentido y sus significados, por su incapacidad para resolver los nuevos retos planteados.

Era necesario e imprescindible elaborar nuevas respuestas globales y alternativas que pudieran abordar esta nueva situación. Dichas propuestas vendrían de la mano del amplio y complejo Movimiento Moderno, que surge y se desarrolla, principalmente, durante la primera mitad del siglo XX.


Erich Fromm (1900-1980) afirmaba que el miedo del individuo, es uno de los fundamentos subjetivos que dió origen a la Propiedad Privada y el posterior desarrollo del Capitalismo: miedo a No Tener (y por tanto la ansiedad por producir y acaparar), y miedo a Perder lo que se tiene ( y por tanto la necesidad de asegurar un determinado sistema de valores y de vida). La Revolución Industrial, con sus nuevos y múltiples medios de producción, y el consecuente incremento y concentración de bienes y riqueza, aceleró y potenció, extraordinariamente, ambos procesos.
Este nuevo sistema de valores tendría, necesariamente, que influir determinantemente en los nuevos modelos urbanos. Los mecanismos establecidos y desarrollados por el movimiento moderno, sin pretenderlo, iban a facilitar, enormemente, esta tarea.

  • La privatización del espacio urbano, incluído el espacio público, convertirá la ciudad en un bien de producción y consumo, sometido a la rentabilización y la capitalización, por encima de cualquier otro valor histórico, cultural o social, individual o colectivo.
  • La eficiencia Funcional de la nueva ciudad moderna, como objetivo primordial, permitiría el brutal desarrollo de la Movilidad y el Transporte, tanto público como, sobre todo, privado.
  • La Liberación y creación de suelo, en principio destinado al asentamiento de la nueva población y la creación de espacio público, se convirtió, rápidamente, en objetivo de operaciones más rentables y especulativas: actividad comercial, administrativa, financiera, representativa, inmobiliaria..
  • La población, la vivienda, fue alejada de la "nueva ciudad", instalándose en unidades, barrios, polígonos o entidades sin definición alguna, desconectadas entre sí, y dependientes de los antiguos-nuevos centros productivos urbanos.
  • La desvertebración y la pérdida de los valores colectivos urbanos serían y son una consecuencia lógica de todo este proceso.
  • Este proceso no sólo sería resultado de una imposición externa. Como afirmaba Erich Frommm, también responde a una Demanda interna del Individuo. El Espacio Público se concibe como una amenaza, una continua fuente de conflictos, de la que resulta necesario DEFENDERSE. Y para ello la mejor estrategia es alejarse o, en la medida que sea posible, PRIVATIZAR dicho espacio.
  • Como consecuencia, se acentúa la tendencia de que el nuevo espacio público esté ligado, ofertado y gestionado por entidades privadas.. centros comerciales, centros de trabajo, parques culturales y de ocio...

Cierto que existen iniciativas importantes, por parte de algunas administraciones públicas, por recuperar o mantener el espacio público, como un bien necesario e imprescindible para el desarrollo individual y colectivo. Pero suelen chocar contra múltiples intereses opuestos.. y, sobre todo, contra una falta de demanda por parte de sus propios ciudadanos.. un conflicto de intereses que ha de resolverse con continuas medidas, normativas y reglamentos de uso, que acentúan la privatización del espacio público, aunque su gestión sea pública.


La concepción individualista de nuestras sociedades actuales, prevalece muy por encima de cualquier valor colectivo y solidario..
Nuestras ciudades no hacen sino reflejar dicha concepción individualista, exigiendo la privatización del espacio urbano y rechazando todo uso libre, responsable y colectivo de espacio público..

..SIN UNA CONCEPCIÓN COLECTIVA DE LA VIDA,
EL ESPACIO PÚBLICO PIERDE TODO SU SIGNIFICADO, Y DESAPARECE.
SIN EL ESPACIO PÚBLICO, LAS CIUDADES MUEREN.

9 comentarios:

Coleguita☀ʆiηdɑ☀ 。Repɑrɑdorɑ de Sueños。 ☜-═◕‿◕═-☞ Muɑh X3 ═►ɑquí :

¿Sabes? Yo lo que pienso es que se transformará, como lo hizo con la revolución industrial y eso... Ésta es la Ciber, jejejeje!!! Porque habrá que adaptarse, pero que siempre habrán espacios públicos, lugares de ocio y muchos sitios para reunirse... Aunque sea en la sala de espera del médico para contarse todas las enfermedades pasadas y por haber, jejejeje!!!
Los humanos tenemos esa tendencia ¿Qué se le va a hacer? Fíjate que ni con la crisis se vacían las discotecas un Viernes o Sábado por la noche... Llámame ilusa si eso, va, que te dejo hacerlo... jejejeje!!!
Ven aquí >---O---<
A ver si pongo bien mi nombre y eso... Voy

Neogeminis :

Javier, valorar el espacio urbano como lugar de encuentro y realización colectiva es quizás una deuda pendiente para nuestras sociedades que perdieron esa significación hace bastante. Se le suma la creciente inseguridad que reina en nuestras calles para contribuir al alejamiento de la gente de ese espacio que debería ser lugar de vida y no sólo de paso. Me preocupa que así sea porque eso significa que en lugar de avanzar en la convivencia colectiva, retrocedemos.
Me quedo pensando...


Un abrazo.

centauro purpura :

Como para pensar che. vivimos en una sociedad libre, pero por inseguridad,nos quedamos encerrados en nuestros hogares lo máximo que podemos, obviamente rodeados de todo el confort posible.La pregunta que deberíamos hacernos es que me puede brindar el espacio público??compartir, socializar cara a cara, nos interesa verdaderamente eso?? cuando podemos elegir libremente parece que no lo hacemos de manera lógica y optamos por lo inverso. Y si imaginamos que estamos en una situación opuesta?? o sea que nos toca vivir en una sociedad controlada, que entre sus muchas prohibiciones no nos permite utilizar los espacios públicos,no los valoraríamos??..
Besuqueos y abracete padrinete javito.

Javier D :

Un ejemplo “sencillo”, de cómo puede transformarse (o incluso perderse), la vivencia del espacio público:
Hace unos 20 años, los jóvenes (bastante más cercanos a unos valores colectivos), nos encontrábamos y reuníamos en nuestros barrios.. o en el centro histórico.. Recorríamos, nos distribuíamos y ocupábamos (de forma bastante repartida), sus calles y plazas, donde se localizaban múltiples, pequeños y variados tipos de lugares y locales de encuentro.. Quizás fuese esa época, la que me permitió descubrir un centro urbano, del que por razones históricas, siempre viví bastante alejado..
Actualmente, una nueva generación de jóvenes (bastante más alejados de dichos valores colectivos), ha ido poniendo de moda unas formas de encuentro diferentes.. las concentraciones multitudinarias en un lugar concreto y hasta reducido.. Unas concentraciones que, lógicamente, suelen conllevar problemas, riesgos y conflictos de todo tipo.. Unos conflictos que las autoridades municipales (y hasta gubernamentales), se han visto en la necesidad de abordar, forzando el traslado (y hasta la prohibición), de dichas concentraciones a lugares extraurbanos (el campo puro y duro, vaya).. Resultado, se acentúa, en dichos jóvenes, la pérdida de dichos valores urbanos colectivos.. y por otro lado, los espacios públicos urbanos son “preservados”.. !hasta el punto de su desertización y abandono!.. perdiendo, así, su carácter esencial de espacios colectivos.
Hola, Linda, creo que, precisamente, esa continua sustitución del espacio público (y sus funciones), por lugares privados (aunque les llamemos públicos), sometidos a horarios, programaciones, coste económico, intereses e imposiciones comerciales.. es una de las pruebas que evidencian la privatización del espacio público.. y por tanto, el riesgo de su progresiva desaparición.
Por cierto, ¿´cómo te ha cabido ese nombre tan largo en el recuadrito?, che.. ejejej
Hola, Mónica, la verdad es que yo, personalmente, soy poco optimista respecto a esa asignatura pendiente de nuestros valores colectivos.. al menos, en estos momentos.. lo cual no quiere decir que vaya a renunciar a ellos.. pero creo que resulta una tarea difícil y complicada.. la brutal crisis económica internacional que estamos viviendo, sus consecuencias, y los comportamientos y actitudes que está poniendo de relieve.. !aún me hace ser menos optimista!, che..
Hola Alci, creo que esa situación que señalas, en las que el espcio público está, cada vez, más controlado y privatizado (es decir, en manos de unos pocos).. está siendo ya, desde hace tiempo, toda una realidad.. lo curioso (y también lo preocupante), es que no se escuchan demasiadas voces quejándose por ello.. bué, igual es que vamos asumiendo, cada vez más, la “poca utilidad” del espacio público.. frente a otros valores.. y estamos dispuestos a asumir, por tanto, su transformación.. !y hasta su desaparición!..

Besotes

centauro purpura :

Obvio lo que nos resulta indiferente, no interesa y siempre hay ojos atentos y bien predispuestos a aprovecharse de la situación...Antes digamos hace unos 30 años cada barrio poseía un club municipal, gratuito, hoy todos son privados y ni que hablar de la desaparición de cuadras enteras con casas antiguas de los más diversos estilos, para levantar esos bloques de cemento moderno que dan la sensación de ahogo al mirarlos, quitan el sol de las veredas, he visto en mi barrio por ejemplo desaparecer árboles de 200 años, uno por la falta de sol que esas construcciones le quitan y otra por el mal mantenimiento de las autoridades..Cuando los veranos marquen 46 de térmica en forma constante ahí nos daremos cuenta de nuestra parte en lo que no hicimos..
besuqueos y abracete Javito

TERE :

Todos castigados a vuestra habitación...menos mal que algunos tienen la tele, el movil, el pc, la wii, la play .......y alguien saldrá ganando...
Besos

Anny :

Javvy, esta es tu tesis de graduando??? jaja, mentiras, hoy estoy molestona, bueeee, un poquito más que siempre, jajaja.
Yo lo que sé es que estando con todos ustedes en tu cuarto, mi cuarto, la calle de Moniqué, la banqueta de la Vale,la banquita de Linda, o donde sea, ya se hizo público y lindo.
Un beso desde el jardin público de mi propiedad privada, jajaja.
Cuídate un mundo
Anny

Javier D :

..qué más quisiéramos, algunos, Anny.. !que tu cuarto y tu jardín, fueran públicooos!!.. ejejejjejjjejjjj.. pero me imagino que es tu FORMA de hablar.. ejejejejjejj.. y que en REALIDAD.. sigue y seguirá siendo PRIVADOO.. ejejejejjjjj..
Besotes
PD: nos conformaremos con las buenas intenciones.. ejejejj.. qué remedioo.. ejejejej

Anny :

jajaja, jajaja, jajaja, ay dioooo miiiiiooooooo.
contigo no se puede
Beso
Anny