miércoles, 28 de julio de 2010

LA SONRISA DE LA MONA LISA

La sonrisa es la expresión gestual, por excelencia, de "lo político y socialmente correcto".
 
En nuestras sociedades, la imagen y la forma han ido adquiriendo, cada día, más importancia, hasta superar incluso a los contenidos de cualquier actividad o parcela de nuestras vidas.. no importa tanto "lo que es" o "lo que se es", sino "lo que se muestra" o "se aparenta ser".

Dentro de este mundo de "lo aparente", las conductas gestuales han adquirido una especial relevancia; en realidad, siempre han existido, y siempre han sido relativamente importantes... pero diversos fenómenos las han convertido, en la actualidad, en fundamentales e imprescindibles. Fenómenos como la globalización y la internacionalización, el vertiginoso crecimiento y desarrollo del conocimiento y las nuevas tecnologías, la multiplicación y generalización del intercambio y la comunicación, la implantación de modelos únicos, (económicos, sociales y hasta de pensar), el consumismo, el auge de la caridad solidaria... son una invitación, constante e irrechazable, a mantenernos en los aspectos más formales y superficiales de nuestra relación con los otros, con nosotros mismos y con las realidades en las que vivimos.
El comportamiento gestual es la representación, por excelencia, de dicha superficialidad formal:

  • Los gestos son rápidos, sencillos y fáciles de ejecutar. Al igual que la "comida rápida" son económicos, requieren poca o ninguna dedicación y tiempo, y cumplen (a corto plazo), con su principal objetivo: satisfacer nuestras necesidades y nuestros compromisos básicos de relación y comunicación.

  • Los gestos son claros, rotundos y sin exigencias ni complicaciones. Al igual que los "emoticones", cada gesto supone un significado, y para cada significado se fabrica un gesto. !Con una veintena (como mucho), de gestos queda resuelta nuestra interrelación con cuanto nos rodea... y hasta con uno mismo.

  • Los gestos son simplificadores y reduccionistas. Al igual que un "slogan publicitario", facilitan enormemente la costosa tarea de tratar de comprender una compleja realidad... !Y sobre todo, nos evitan tener que implicarnos en ella!.

  • Los gestos son como los "productos cosméticos", no pretenden solucionar los problemas; los disimulan, los maquillan y los ocultan... para ofrecernos una realidad aparente mucho más atractiva... !y menos inquietante!.

  • Los gestos son como los "klínex", listos, en todo momento, para usar y tirar; no exigen reciclaje alguno y contaminan sólo a largo, muy largo plazo... !son, por tanto, perfectos para su consumo!.
Pero como en todo "juego de cartas", la conducta gestual necesita disponer de su comodín, esa pieza o figura especial, esencial y única que la represente y simbolice por encima de cualquier otra; un gesto sin valor concreto alguno, que, al mismo tiempo y por carecer de significado, pueda tenerlos todos.
Este comodín es fundamental para paliar y superar las limitaciones y ausencia de matices que supone el lenguaje gestual. Este comodín es esencial, sobre todo, para la sociedad que genera y venera esta conducta gestual: reduce, al máximo, el esfuerzo comunicativo, y simplifica, también al máximo, la tarea comprensiva y explicativa de la realidad, contribuyendo, por tanto y de manera rotunda, a homogeneizar y uniformar una sociedad superficial, diplomática y correcta.
Este comodín gestual, no es otro que la sonrisa.

Leonardo da Vinci (1452-1519), genio por excelencia, supo ver, adelantar y expresar, como nadie, esta realidad, en su inmortal obra de La Gioconda. Desde entonces, toda una multitud de sesudos intelectuales, investigadores, críticos o simples espectadores, han dedicado grandes cantidades de tiempo, discusiones y esfuerzo a responder a la "enigmática" pregunta:
..¿Por qué sonríe la Mona Lisa?..
Quizás habría que decir que todos han acertado siempre... Y quizás, añadir, también e inmediatamente, que ninguno acertó nunca...
Porque La Gioconda sonríe por todo... por nada... !y por cualquier cosa, al mismo tiempo!..

Es la gran ventaja de los gestos,... de las formas vacías de cualquier contenido...
La sonrisa sirve tanto para expresar un breve saludo de buenos días... como para comunicarle a un país entero que está en crisis o que ha entrado en  guerra.... Sirve para felicitar un cumpleaños... y para expresar las condolencias por una defunción... Sirve al bebé para expresar sus más que oníricos pensamientos... y sirve al asesino para comunicar a su víctima su inminente estrangulación..
La sonrisa muestra y oculta, al mismo tiempo, nuestras intenciones, nuestro estado de ánimo, nuestros pensamientos... Y cuando éstos ni tan siquiera existen, !los crea!, aparentando y simulando una realidad virtual e inexistente... e invitando a los demás a aceptar dicho engaño... y a ser cómplices del mismo.

Por diferentes razones, siempre ma ha interesado la estética, la imagen y la forma... Pero siempre he creído que éstas, son (o deberían ser), el soporte y la expresión de un determinado contenido (sea cual fuere dicho contenido).
La forma por la forma, la imagen por la imagen... nunca me interesó en exceso, ni tan siquiera restringidas al mundo y al lenguaje artístico...
...Pero cuando se trata de la vida y las relaciones humanas, el gesto por el gesto, vacío y sin contenido alguno, me parece una de las formas más elaboradas de hipocresía, una de las formas más conseguidas de despreciar nuestra existencia, la propia y la de los demás.

...Quizás por todo ello, cuando alguien nos sonríe (y en un acto reflejo), actuamos aplicando la vieja "Ley del Talión": !devolvemos la sonrisa!... (por si acaso)..

4 comentarios:

Anny :

Cuanta palabrería por Dios!!! no puedo más que esbozar una de mis lindas sonrisas, jajaja o una amplia y rotunda carcajada llena de afecto y sinceridad imaginando tu respuesta, eso si, como bien decía Alci, yo no adquirí ningún compromiso y por lo tanto si me molestas mucho, aparte de la respectiva manada pueeesss, no, no voy a publicar nada, jajaja, jajaja.
un beso
Cuídate un mundo mi sonriente metiche
Anny

Neogeminis :

Coincido con Anny1 jajaja...esbozo una sonrisa y me quedo disfrutando de tus elucubraciones y las excelentes imágenes que has elegido para ilustrar este estupendo post.
La pobre Mona Lisa, si supiera todas las teorías que se han armado alrededor de su sonrisa sin duda que, de haber podido, hubiera elegido otro gesto para ser inmortalizada! jejejeje(y si ve esta serie de posturas gestuales no sabría por cual optar! jajajajaa)

Abrazos y sonrisas múltiples!

Javier D :

..ummmmm.. no sé por qué, pero ya esperaba que se despertaran algunas disidencias (alguna más que las demás, ¿eh?.. ejej)
Vamo a vé, Anny.. en cierta ocasión tuve que tratar con un constructor para llevar a cabo un proyecto.. El tipejo, desde un principio, fue todo un ejemplar modelo de “sonriente amabilidad”.. hasta que se acabó la obra y hubo que cerrar el coste de la misma.. Exigió, el tipejo, el triple de los presupuestado y acordado.. Tras repasar, una a una, todas las actuaciones llevadas a cabo, se pudo comprobar que sus exigencias eran todo un intento de “robo, engaño y estafa” (a la vez).. Lejos de reconocerlo, el tipejo, antaño modelo de “sonriente amabilidad”, se transformó en agresiva y patológica alimaña, dispuesta a todo con tal de salirse con la suya..
Lo más interesante de todo esto, es que sucedió hace muuuuchos años.. y que a lo largo de esos años (hasta hoy), pude comprobar que el comportamiento de aquel tipejo, no era una excepción ocasional en el bajo (y alto) mundillo de los constructores.. !!era todo un modelo de práctica cotidiana y existencial!!.. (hasta tener que sufrir, en reiteradas ocasiones, sus consecuencias).. bué, igual es que no tuve suerte.. ejejejj
PD: bué, ahora que ya eres seguidora de esta bendita casa.. !ya tengo otro lugar del que poder borrarte!, che.. ejejejjeejjjj

Mónica, que conste que reconozco que hay gestos y formas (incluyendo la sonrisa), que no son vacíos, y que transmiten todo tipo de emociones, sentimientos.. y hasta valores.. esos, sí que me interesaron siempre.. por eso reconozco, tambien, que las formas son necesarias.. !y hasta imprescincibles!.. (siempe que no sean vacías y engañosas)..
PD: ..y no me le des alas a la Anny, che.. que a saber lo que andá tramandoo, che.. ejejejejj

Anny :

Y sigue el sermón y siguen las amenazas, yo reclamo mi espacio en los sitios que tu visitas, pues yo ya me adherí a tu séquito de seguidores.
Beso y sonrisa francas.
Gracias Moniqué, eres un cielo.
Cuídense un mundo
Anny